La Rioja

Un vertido llena de espumas el río Tajo a su paso por Toledo

La espuma se adueña del Tajo.
La espuma se adueña del Tajo. / J. V. Muñoz-Lacuna
  • El presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo pide sanciones ejemplares para la empresa causante

Resulta incomprensible que patos y carpas sigan habitando en el río Tajo a su paso por Toledo a pesar del elevado nivel de contaminación de sus aguas. Un problema existente desde finales de la década de los 70 del siglo pasado al que este fin de semana se ha añadido otro: un vertido de sustancias tensioactivas (detergentes, geles y champús) procedente de una empresa aún no identificada que ha llenado de densas espumas blancas el cauce del río.

El asunto lo están investigando técnicos de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), agentes medioambientales y la Guardia Civil. La gravedad del estado del río es tal que hasta el presidente de la CHT, Miguel Antolín, ha visitado Toledo este domingo para interesarse por la situación. "Hay que endurecer las sanciones para estos actos de piratería porque no puede salir a cuenta pagar una multa y seguir vertiendo sin depurar", ha indicado Antolín, que sitúa el origen del vertido en alguna empresa de la provincia de Toledo pero no de la Comunidad de Madrid como históricamente ha venido ocurriendo.

Este nuevo problema ambiental ha indignado a los colectivos conservacionistas y vecinales de Toledo. Alejandro Cano, portavoz de la Plataforma en Defensa del Tajo lamenta que "el río está agonizando y es una pena que tengan que ocurrir cosas así para que las administraciones se den cuenta porque hasta ahora nada han hecho para que el Tajo vuelva a estar vivo".