La Rioja

Greenpeace solicita atajar el cambio climático para frenar el deshielo del Ártico

vídeo

El deshielo en el Océano Polar Ártico es cada vez más evidente. / Foto: Efe | Vídeo: Europa Press

  • La organización ecologista ha explicado que existe "la posibilidad real de que el hielo de verano desaparezca en las próximas décadas"

La organización ecologista Greenpeace ha pedido atajar "de forma urgente" el cambio climático por constituir la causa principal del agravamiento del deshielo del Ártico, después de que la agencia estadounidense NSIDC registrara su segunda extensión mínima más baja desde que se tienen datos.

"Nos enfrentamos a la posibilidad real de que el hielo de verano del Ártico desaparezca en las próximas décadas. Eso no solo es catastrófico para las personas y la biodiversidad del Ártico, sino que es peligroso para todos nosotros", ha declarado la responsable de la campaña de océanos para Greenpeace, Elvira Jiménez. Además, la ONG ha solicitado la creación de un acuerdo internacional "legalmente vinculante" que proteja la zona.

En este sentido, la ONG recuerda que aunque el hielo de la zona solo cubre el 6% de la superficie del planeta, tiene diversas funciones entre las que destacan ayudar a regular la temperatura y salinidad del resto de los océanos. Igualmente, ha pedido a los gobiernos que transiten hacia un modelo energético renovable y que cumplan con el compromiso de no superar el aumento de la temperatura global por encima de 1,5 grados que asumieron en la Cumbre del Clima de París del pasado diciembre.

Según explica la organización, el Ártico no es estático, sino que cambia en función de las estaciones. De este modo, hay una extensión máxima anual que suele situarse en marzo y otra mínima anual que suele situarse en septiembre. La mínima de este año se ha situado en los 4,14 millones de kilómetros cuadrados e iguala al registro del año 2007, el segundo mínimo más bajo.

El año más caluroso

Este registro viene precedido a la extensión máxima de marzo de 2016, que fue la menor histórica. De hecho, Greenpeace recuerda que ,según datos de la NASA, 2016 va camino de convertirse en el año más caluroso desde que se tienen registros.

Igualmente, afirma que desde los años 70 el hielo marino ha disminuido cada década a una media del tres por ciento y que su ritmo se ha acelerado en un diez por ciento desde el año 1996. En esta línea, Greenpeace ha explicado los diez registros más bajos que se conocen han ocurrido "en los últimos diez años".

Además, la organización ha anunciado que coincidiendo con el mínimo de hielo ártico, ha lanzado la iniciativa 'Ilustradores por el Ártico', donde una veintena de reconocidos ilustradores han dibujado su personal visión de este amenazado territorio y de la importancia que tiene su protección.