larioja.com
Jueves, 24 julio 2014
sol
Hoy 12 / 31 || Mañana 15 / 30 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Tractores mortales

mundo guerrero

Tractores mortales

27.05.13 - 21:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Tractores mortales
Un agricultor trabajando en el campo con su tractor. / Archivo

Saturnino regresaba a casa tras echar el día arando una finca de alcachofas con su tractor. Estaba oscureciendo, pero aún había luz. El hombre conducía confiado, satisfecho consigo mismo por las doce horas de trabajo bien hecho, y con la tranquilidad añadida que aporta la soledad del campo. Todo ocurrió deprisa. El tractor incrustó sus ruedas en un agujero de apenas un metro de profundidad. Saturnino no pudo verlo porque la vegetación ocultaba el hoyo. La máquina se desequilibró y en un instante volcó atrapando el cuerpo del conductor, que murió en el acto. Saturnino tenía 63 años. Ese día le tocó a él, pero cada año en nuestro país se calcula que ochenta personas mueren aplastadas por sus tractores. La mayoría de los accidentes se producen en primavera.

¿Tan difícil es conducir un tractor para que esta siniestra estadística no deje de crecer semana tras semana? "En absoluto, pero en el tractor no puedes perder la atención. Si te descuidas un segundo para encender un cigarrillo o coger el móvil y te encuentras con un desnivel de solo medio metro, vuelcas. Si se peca de exceso de confianza… malo". Así de rotundo se muestra Paco Montiel, agricultor y alcalde de Láchar, un pueblo agrícola granadino, situado a poco más de 20 kilómetros de la capital. Él conduce un viejo tractor, anterior a los modelos que se fabrican desde los años 90, cuando se aprobó la normativa que refuerza su seguridad con cabinas homologadas y barras de protección. "Es un tractor pequeño, sin demasiada potencia, pero cuando lo cojo, no me distraigo con nada. En el campo el terreno es muy irregular y cualquier pendiente te pone patas arriba", ilustra gráficamente Montiel, afiliado a la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

En España, según datos del Ministerio de Agricultora, hay cerca de un millón de tractores operativos (frente a casi 22 millones de coches), pero se trata de un parque muy obsoleto, con decenas de miles de unidades sin cabinas antivuelco (el 30% tiene más de 20 años). "Este es el principal problema", explica Heliodoro Catalán, profesor de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Madrid, autor del blog www.masquemaquina.com y colaborador de la revista 'Agricultura'. "La mayor parte de los accidentes mortales se producen en tractores agrícolas antiguos, sin la adecuada protección de la cabina. Los nuevos habitáculos de conducción no se deforman si vuelcan, lo que es una garantía de seguridad". Catalán, que también es agricultor en sus horas libres, recuerda la obligatoriedad de llevar puesto el cinturón de seguridad (pese a que la velocidad está limitada a 40 kilómetros por hora) para evitar sustos mayores. "La verdad es que en el campo casi nadie se lo pone, con lo que si vuelcas puedes salir despedido de la cabina, y te puede caer el tractor encima". El investigador cree que, a pesar de todos los avances, los agricultores deben conducir con los cinco sentidos por la propia peligrosidad de las máquinas sustentada en la falta de estabilidad del vehículo, el desequilibrio al efectuar esfuerzos de tracción o el empuje sufrido de remolques transportados, amén del riesgo que entraña meter un bicho de cuatro o cinco mil kilos con un remolque de otros quince mil kilos por terrenos abruptos.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.