larioja.com
Viernes, 25 abril 2014
chubascos
Hoy 8 / 17 || Mañana 5 / 18 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Nacionalizaciones y uso del petróleo como arma geopolítica

venezuela

Nacionalizaciones y uso del petróleo como arma geopolítica

19.03.13 - 07:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Nacionalizaciones y uso del petróleo como arma geopolítica
Hugo Chávez. / Leo Ramírez (Afp)

Hugo Chávez juró por primera vez el cargo de presidente de Venezuela el 2 de febrero de 1999. Un par de meses antes se había impuesto en las elecciones con el segundo mayor porcentaje de voto popular en cuatro décadas, un 56,2%. La política le daba lo que no pudo conseguir por medio de la sublevación militar contra el por entonces presidente Carlos Andrés Pérez, cuyo fracaso le llevó a pasar dos años en la prisión de San Francisco de Yare. Volvió a ganar los comicios celebrados en el año 2000, y nuevamente en 2006 y 2012. Estos son los principales rasgos de la política llevada a cabo durante los más de doce años que lleva en el poder.

Nacionalizaciones

Junto con la expropiación de latifundios y tierras aparentemente improductivas con el fin de repartirlas entre aquellos que deseasen trabajarlas, Hugo Chávez ha llevado a cabo una serie de nacionalizaciones de empresas en sectores considerados estratégicos como el petrolero, el eléctrico, el de la telefonía o el alimentario. Así, en febrero de 2007 el Gobierno adquiría el control de la empresa eléctrica Seneca y se apoderaba del 82,14% de Electricidad de Caracas, firmas ambas de capital estadounidense. En mayo de ese mismo año nacionalizaba la Compañí­a Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (CANTV). En enero de 2008, pasaban a depender del Estado 32 campos petrolíferos de la Faja del Orinoco. En julio de ese mismo año, Chávez anunciaba la nacionalización del Banco de Venezuela, filial del español Santander -en julio de 2009 se formalizaba esa compra con un primer pago de 1.050 millones de dólares-. En agosto adquiría la cementera francesa Lafarge y la suiza Holcim y expropiaba la filial de la mexicana Cemex. Las nacionalizaciones continuarían en los años siguientes afectando a siderúrgicas, empresas distribuidoras de productos para el campo, como Agroisleña, con capital español, o compañías del sector petrolero, entre otros.

Petróleo

Los ingresos obtenidos a través del sector petrolero constituyen uno de los principales pilares de la economía venezolana. Durante la presidencia de Hugo Chávez, este sector se ha convertido, además, en palanca para el incremento del peso internacional de Venezuela. Su Gobierno ha llevado a cabo una política fuertemente intervencionista, con numerosas nacionalizaciones, y ha subvencionado la venta de crudo a países aliados como Cuba, además de impulsar las exportaciones de petróleo a los mercados asiáticos, especialmente a China, movimiento en el que pesa su enfrentamiento con Estados Unidos, el principal receptor del crudo venezolano.

Militarización

Graduado en la Academia Militar de Venezuela, el comandante Hugo Chávez ha sido acusado por sus adversarios políticos que querer militarizar la vida venezolana, en prueba de lo cual citan la cantidad de candidatos para las elecciones regionales celebradas el pasado mes de diciembre que fueron compañeros de armas suyos. Entre 2002 y 2009, Venezuela gastó más de 10.000 millones de euros en armas, contándose entre sus principales proveedores países como Rusia, China o Irán. A ello hay que sumar la inyección de más de 5.000 millones de euros en 2012 para modernizar las Fuerzas Armadas. Una inversión que no ha servido para reducir los elevados niveles de inseguridad del país. El Ejército es hoy uno de los principales actores de la sociedad venezolana y su apoyo resulta clave para una sucesión en el poder.

Medios de comunicación

El periodo de Hugo Chávez al frente de Venezuela se ha caracterizado por un férreo control de los medios de comunicación, con cierres de voces discordantes con la política llevada a cabo por el Gobierno como las de la emisora RCTV, clausurada en mayo de 2007. Actualmente hay bajo su control unos 450 medios públicos y comunitarios entre televisiones, periódicos, revistas y emisoras de radio.

Iconografía y propaganda

Los más de doce años que Hugo Chávez lleva en el poder se han caracterizado por un fuerte culto a la personalidad del mandatario quien, a su vez, se ha apoyado en otras figuras carismáticas de la historia latinoamericana como Simón Bolívar o Fidel Castro, de cuya obra revolucionaria se ha presentado como heredero. La iconografía y la labor de propaganda puesta a su servicio tiene poco parangón en la historia reciente. Buena prueba fueron los carteles desplegados en la última campaña presidencial, que presentaban a un atlético mandatario que, poco después, debía regresar a Cuba para su cuarta operación por el cáncer que padece.

Educación

Desde 2003 están en marcha las llamadas "misiones bolivarianas", una serie de programas sociales que alcanzan a la política educativa, al suministro de productos alimenticios y a la dotación de servicios básicos. Las más populares son las educativas, como la 'misión Robinson' que tiene como fin enseñar a leer y a escribir a personas de los barrios populares y que se basa en metodología desarrollada entre Cuba y Venezuela. Gracias a ellas, la tasa de la población que no sabe leer ni escribir en Venezuela se ha reducido de un 7 a un 4,9%.

Sanidad

Unos 5.000 profesionales del sector sanitario abandonaron Venezuela durante el periodo de Hugo Chávez al frente del país debido a los bajos salarios y a las malas condiciones en las que debían desarrollar su labor. Los galenos hablan del deterioro de la red hospitalaria y se quejan de la carancia de los equipos necesarios para atender a los pacientes. Se han quejado también de la suplantación de doctores venezolanos por otros cubanos con salarios más elevados. Estos últimos, entre 8.000 y 20.000, integran la denominada 'Misión Barrio Adentro', una red paralela de carácter público.

Relación con la oposición

Uno de los grandes logros de Hugo Chávez ha sido la fragmentación de la oposición, que solo en las últimas elecciones presidenciales se unió para apoyar a un único candidato, el gobernador del céntrico estado de Miranda Henrique Capriles. Esa dispersión ha permitido al mandatario arremeter una y otra vez contra sus adversarios sin que estos le respondiesen al unísono. Contra ellos ha empleado los medios de comunicación bajo su control, acusando a todo aquel que le criticaba de formar parte de una suerte de conspiración para desalojarle del poder. Las sucesivas derrotas infringidas a la oposición en las diversas citas con las urnas hicieron que esta tuviese que ceder el protagonismo a diversos sectores de la sociedad civil.

Relación con las grandes potencias

El choque entre Hugo Chávez y Estados Unidos ha provocado un acercamiento a los dos principales rivales de Washington a escala internacional, la Rusia de Vladímir Putin y la China comunista. Las relaciones con el poderoso vecino del norte han estado cargadas de tensión desde la subida al poder del mandatario, debido a su proximidad ideológica con la Cuba de los hermanos Castro. Chávez se convirtió en el principal apoyo del régimen de la isla, clamando en reiteradas ocasiones contra el aislamiento a que lleva sometiéndola desde hace décadas "el imperio". Mientras tanto, ha impulsado las relaciones con China, empleando para ello el principal recurso de Venezuela, el petróleo, y con Rusia.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.