larioja.com
Miércoles, 3 septiembre 2014
claros
Hoy 14 / 31 || Mañana 15 / 33 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
93 minutos de calma tensa

CRÓNICA DE AMBIENTE

93 minutos de calma tensa

28.02.13 - 11:45 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
93 minutos de calma tensa
Periodistas apostados a las puertas del Congreso. / F. A.

A la espera de lo que pudiera suceder durante la tarde, el clima en el Hemiciclo durante la primera intervención del presidente del Gobierno en el debate del Estado de la Nación ha sido de calma tensa, de rigidez contenida casi eléctrica, como el ojo de un huracán. A la espera de lo que ocurra durante la tarde y de la batalla dialéctica que se espera para entonces, sus señorías mantuvieron las formas durante los 93 minutos que duró el primer discurso y el presidente de la Cámara no tuvo que hacer llamadas al orden. Las espadas, de momento y a la espera de la intervención del líder de la oposición, siguen en sus vainas.

Desde la bancada popular apoyaron a su líder con discreción contenida, casi con cierto aire de hastío durante los primeros minutos de la intervención. Le aplaudieron en 24 ocasiones, siete de ellas mientras el presidente se refería a la corrupción y a las medidas que preparaba su gobierno. En este momento se vivieron los momentos más tensos de la mañana, cuando desde la oposición algunos diputados reclamaron a gritos una referencia al Caso Bárcenas. El presidente no se dio por aludido a ninguna de las interpelaciones y leyó sin pausa un discurso de 39 páginas sin salirse del guión en ningún momento y sin probar un sorbo de un vaso de agua que quedó intacto en el estrado. La clá popular remató el apoyo al presidente con una sostenida ovación sostenida en más de un minuto.

Por contra, Rajoy recibió de la oposición, si no abucheos, algunas risas, comentarios y murmullos, sobre todo cuando se refirió a que su Gobierno mantiene su palabra y cuando se refirió al problema de la educación.

Elvira, en el estrado

El presidente llegó al Congreso sobre las once y media de la mañana con una sonrisa discreta. En la tribuna de invitados, su mujer Elvira Rodríguez atendió a su discurso sin modificar una expresión seria, estática y opaca que en ningún momento mostró sus emociones. Estaba acompañada por el presidente Riojano, Pedro Sanz y la presidenta de la Diputación General de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.