Jueves, 10 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOGROÑO

LOGROÑO
Detectado un brote de la 'enfermedad de la bofetada' en el colegio Las Gaunas
La Consejería de Salud ha detectado un brote de eritema infeccioso (comúnmente llamado 'enfermedad de la bofetada') en el colegio público Las Gaunas, de Logroño, según confirmó ayer a este periódico José Miguel Acítores, director general de Salud, quien advierte de que la enfermedad es benigna y niega que exista «ninguna situación excepcional en comparación con otros años».
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La 'enfermedad de la bofetada' está causada por un virus (el parvovirus humano B19), es «moderadamente contagiosa» y se da en forma de brotes principalmente al inicio de la primavera. Según explica Acítores, afecta fundamentalmente a los niños de entre 5 y 15 años y conlleva la aparición de erupciones cutáneas en las mejillas, los brazos y las piernas.

El primer signo de la enfermedad -se explica desde Salud- es que las mejillas se ponen de color rojo brillante y lucen como si el niño acabara de recibir una bofetada en ambos lados de la cara (de ahí su nombre). Después aparecen erupciones en los brazos, las piernas y en la mitad del cuerpo. Las marcas remiten por completo en un período de unas a dos semanas. A veces, se acompaña de síntomas generales leves, entre ellos malestar general, fatiga y de síntomas de tipo catarral como tos o fiebre baja.

Según explica el director del colegio Las Gaunas, Joaquín García, «el brote surgió hace unas dos semanas. Al principio nos asustamos un poco porque algún padre consultó en Internet y parecía que la cosa podía ser grave». Entonces el colegio se puso en contacto con Sanidad, que quitó importancia al asunto. «Nos dijeron que no era necesario tomar ninguna medida especial ni impedir que los afectados asistieran a clase», asegura. El director cifra en «unos siete u ocho» los niños afectados.

Por su parte, Acítores indica que el mecanismo de transmisión de la enfermedad es fundamentalmente por contacto con secreciones de las vías respiratorias. El periodo en el que es posible contagio es curiosamente antes que aparezca la erupción. La Consejería Salud admite en que se trata de una enfermedad sin tratamiento posible, pero «benigna». En cualquier caso recomienda las mujeres embarazadas evitar el contacto con niños infectados.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad

Canales RSS