Lunes, 23 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

REGIÓN

REGIÓN
El mes 'morado'
Los peruanos conmemoran al Señor de los Milagros, patrón de Lima
En Lima, las procesiones del Señor de los Milagros, patrón de la ciudad, congregan a centenares de miles de personas. A diez mil kilómetros de allí, en La Rioja, los inmigrantes peruanos guardan la tradición en la distancia. «Le tenemos un gran cariño», explica la hermana Carmen, una de las cuatro monjas peruanas que viven en el Convento logroñés de la Carmelitas Descalzas. El pasado domingo 8, esta iglesia recordó al Cristo peruano, aunque los actos festivos se prolongan durante todo octubre, que en Perú lo llaman el mes 'morado' por su similitud con la Semana Santa.
El mes  'morado'
Asistentes a la misa que se celebró en la iglesia de las Carmelitas Descalzas, con la imagen del Señor de los Milagros. /ENRIQUE DEL RÍO
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LA FESTIVIDAD
El Señor de los Milagros: Patrón de Lima, se trata de un Cristo venerado por todos los peruanos.

8 de octubre: Los peruanos de La Rioja la celebraron ese día, aunque en su país, los eventos se prolongan durante todo el mes.

Fiesta: Hubo una misa, bailes peruanos y degustación de chicharrón.

Publicidad

La historia del Señor de los Milagros data del siglo XVIII. En una iglesia de Pachacamilla (barrio de Lima), un terrateniente católico pidió a sus esclavos angoleños que pintaran la imagen de Cristo. En el siglo XIX, sacudió la capital peruana un fuerte terremoto. La pared de adobe donde estaba pintado el Señor cayó destruida, pero la imagen quedó intacta. Desde entonces, aquella capilla se convirtió en un santuario en el que residen las Carmelitas Nazarenas de Perú. Al Señor, a su vez, se le atribuyen propiedades milagrosas.

«Aunque se celebra principalmente en nuestro país, todos los suramericanos le guardamos gran cariño», relata Guadalupe Casas, una de las participantes. Durante toda la mañana del domingo, los peruanos, acompañados por bolivianos y ecuatorianos, trasladaron a Logroño sus tradiciones y sus costumbres. De hecho, la fiesta riojana está cobrando gran importancia dentro de las citas de los inmigrantes peruanos. Este año, acudieron al evento compatriotas venidos de Alfaro, Calahorra, Vitoria y Pamplona.

Tras la misa, oficiada por el sacerdote Félix Rodríguez y presidida por una bella imagen del Señor de los Milagros, los organizadores bailaron danzas típicas, la marinera norteña, la saya y las huaylas. Después, en comunidad, degustaron un chicharrón. «Es una jornada para recordar a vuestros familiares que se quedaron en Perú», recordaba el sacerdote Félix Rodríguez. Y también, para venerar a este Cristo tan querido.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad