Martes, 10 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

CULTURA

CULTURA
Carné de conducirse
El profesor Antonio de Benito publica un cuento para inculcar en los niños conciencia de seguridad vial
"Ahora que tienes ya más de ocho años y sabes montar en bicicleta, comienzas a cruzar los semáforos de tu calle, viajas atento en el coche de mamá y papá mirando el paisaje, etcétera, es el momento de que conozcas qué es un Ogromóvil para que, si te encuentras algún día con alguno, puedas reconocerlo".
Carné de  conducirse
Antonio Benito (a la derecha) posa junto a Maud Pottier y Carlos Mateo, de Norauto / ALFREDO IGLESIAS
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
EL AUTOR Y LA OBRA
Título: Educando al Ogromóvil

Autor: Antonio de Benito (Arcos de Jalón, Soria), profesor de Primaria en el Colegio Sagrado Corazón, de Logroño

Ilustraciones: Amadeo Mendaza

Edita: Norauto

Contenido: cuento educativo sobre educación vial y actividades de taller de lectura

Dirigido a niños a partir de ocho años (segundo ciclo de Primaria)

Otros libros del autor: Musicuentos, El Ogro Nes, Aurelio, el camello de Melchor, Los Pérez Grinos, Oír Nólaj, Deportesías

Publicidad

Educando al Ogromóvil, que comienza con esta dedicatoria, es un cuento escrito por Antonio de Benito, ilustrado por Amadeo Mendaza y editado por Norauto, dedicado a niños de segundo ciclo de Primaria para inculcarles conciencia de seguridad vial, enseñarles a ser buenos peatones hoy y mejores conductores el día mañana.

El librito fue presentado ayer en el Foro Santos Ochoa-Fundación Can por su autor y representantes de la empresa distribuidora de accesorios de automóvil, involucrada en una campaña de concienciación. «En seguridad vial todas las campañas son pocas», dijo De Benito.

El escritor, profesor de Primaria en un colegio de Logroño, cuenta ya con un importante número de publicaciones infantiles, convencido de que «hay que desarrollar en los niños la herramienta de la lectura». «El niño que lee bien, aprende bien», segura.

En esta ocasión se trata de enseñar respeto a las normas de circulación desde el convencimiento de que «cumplir las normas es una cuestión fundamental para poder convivir en paz».

Esto es algo que no ocurre en Viápolis, la ciudad donde transcurre esta pequeña aventura pedagógica, sumida en el caos desde que un extraño personaje se dedica a estropear todo lo que está destinado a regular el tráfico. Es el Ogromóvil, un conductor temerario dedicado al sabotaje, a quien un grupo de buenos chicos tendrá que corregir dándole a probar su propia medicina y reeducándole.

Además de la fábula, el libro contiene varias fichas de taller de lectura para que, después de la lectura, los niños apliquen sus conocimientos de forma didáctica y hagan partícipe a toda la familia, en especial a los padres, que son los responsables de que se pongan en práctica comportamientos respetuosos y seguros para saber conducirse.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad