larioja.com
Miércoles, 23 abril 2014
chubascos
Hoy 6 / 20 || Mañana 9 / 16 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

PREMIOS GOYA 2013 | CLAVES

José Sacristán: Justicia de Goya

Parte como favorito para un premio que avalaría la extraordinaria herencia de la familia de intérpretes españoles a la que él pertenece y que ha marcado los últimos 50 años de cine español

14.02.13 - 14:14 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
José Sacristán: Justicia de Goya
José Sacristán junto a Concha Velasco en 'La Colmena'. / Archivo

Es la voz del cine y el teatro español, actor de largo recorrido (cincuenta años lleva dando guerra), director de tres películas, amigo y colaborador del gran Fernando Fernán Gómez, cantante de musicales de éxito, ciudadano crítico y comprometido... La trayectoria de José Sacristán está en el ADN de la cultura española: miembro del Landismo y actor destacado de aquellas españoladas de los setenta, con la Transición su carrera viró hacia un cine más serio donde brillan títulos como 'La colmena', de Mario Camus, 'Un hombre llamado flor de otoño', de Pedro Olea, 'El viaje a ninguna parte' de Fernán Gómez o 'La vaquilla', de Berlanga, que no por cómica es menos “seria”.

Su actividad no ha cesado entre España y Argentina fundamentalmente y, en los últimos dos años, se ha volcado a un cine hecho por jóvenes cineastas españoles, que lo reivindican y le entregan papeles donde el actor se desnuda: 'Madrid 1987', de David Trueba, y 'El muerto y ser feliz', de Javier Rebollo.

Pero José Sacristán, a sus 75 años y con semejante prestigio, no tiene ni un Goya en su casa de la sierra madrileña. Y por eso, y por el extraordinario papel que desarrolla en 'El muerto y ser feliz' -film con el que ganó la Concha de Plata a mejor interpretación masculina en el pasado festival de San Sebastián- parece indiscutible que suyo será el cabezón de mejor actor el próximo 17 de febrero. Un acto de justicia, como lo fue el de José Coronado el año pasado, con su papel de Santos Trinidad en 'No habrá paz para los malvados'.

Santos se llama también el personaje que encarna Sacristán en la singular 'El Muerto y ser feliz:' asesino a sueldo que ya no mata, salvo a sí mismo, y que, enfermo de tres tumores, emprende un viaje en coche por el norte de Argentina y hacia la muerte. Seco y tierno, su personaje, como dice él mismo, tiene algo de ese Don Quijote que él mismo interpreta sobre los escenarios desde hace más de ocho meses bajo la versión de José Ramón Fernández.

Siendo el favorito, Sacristán confesaba hace unos días que a él los favoritismos no le gustan, pero que claro que desea el Goya. Al actor, le satisface más “la continuidad del trabajo y poder elegir”, así como recibir el premio la misma noche que su amiga y compañera de oficio Concha Velasco. “Venimos los dos de una raza de cómicos hechos a golpe de calcetín; lo poco o mucho que sabemos lo hemos aprendido sobre la marcha”, dijo Sacristán el mismo día que se enteró de su nominación en la sede de una Academia de cine, que él mismo ayudó a fundar.

De alguna forma, el Goya a Sacristán lo es a su interpretación emocionante en 'El muerto y ser feliz', pero también a su trayectoria, y a la extraordinaria herencia de la familia de intérpretes españoles a la que él pertenece y que ha marcado los últimos 50 años de cine español.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.