«Toda mi vida he soñado que podía respirar bajo el agua»

Guillermo del Toro Cineasta

MARÍA ESTÉVEZ LOS ÁNGELES.

El realizador mexicano narra en 'La forma del agua', el amor imposible entre una mujer muda y un hombre pez en los años de la Guerra Fría. «Son veinte años esperando, luchando por mis monstruos», dice el autor de la película con más nominaciones a los Oscar.

- La película habla de identidad, de búsqueda de las raíces. ¿Le inspiró Trump?

- Este filme es una consecuencia de los tiempos que vivimos. Trump, que es como un cáncer, es otra consecuencia más. El nacionalismo está hecho de palabras que suenan muy bien, pero son inalcanzables. La madre patria, el heroísmo... Se inventan cosas para controlarnos. La geografía es una estupidez inventada para mantenernos separados. Sin divisiones territoriales se armaría un desmadre los primeros diez años, pero el mundo sería mejor.

- Reflexiona sobre la normalización de la injusticia.

- Estoy asustado por la realidad que nos acecha. El cúmulo de atrocidades y la normalización de esas atrocidades llevan el discurso a un punto que me rebasa. La película nace de la idea de regresar a un tiempo en que los americanos tenían imaginación, cuando se les decía: vamos a hacer América grande de nuevo.

- ¿Cuál sería la solución?

- Me está subiendo la bilirrubina. El problema es que la especificidad nos separa y la generalidad nos une. Para hablar de estos temas, lo mejor, es la parábola. La película es muy específica: 1962 es el año en que América cristaliza su idealismo.

- ¿La considera una historia romántica?

- El romanticismo es peligrosísimo porque te hace pensar en un final feliz y no es así. Soy de los que piensan que es mejor rendirse al momento, mientras dure la relación.

- ¿Es 'La forma del agua' uno de sus sueños?

- Toda mi vida he soñado con agua, que podía respirar bajo el agua. Es un filme distinto. Nueve de mis diez películas tienen referencias de mi infancia y este es el primero que hago como adulto. Finalmente, como dice mi maestro Felipe Casado, he conseguido triunfar.

- Declara su amor por México, pero vive en Canadá.

- En realidad siento que tengo un hogar en aquellos lugares del mundo a los que amo. En la película queda plasmado mi dolor y mi amor por México.

- Es muy crítico con los políticos de su país.

- México es un país con grandes atletas, grandes directores, grandes pensadores, grandes músicos, pero no hay grandes políticos. ¿Por qué, y me lo pregunto muchas veces, no nace un solo político con la vocación de hacer lo que debería hacer?. La clase política está pervertida para hacer lo contrario de lo que debería.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos