El río imposible

Las aguas de este arroyo nacido en el seno de Urbasa exhiben un color turquesa espectacular. Un cómodo paseo basta para explorarlo/Sergio García
Las aguas de este arroyo nacido en el seno de Urbasa exhiben un color turquesa espectacular. Un cómodo paseo basta para explorarlo / Sergio García

Las aguas de este arroyo nacido en el seno de Urbasa exhiben un color turquesa espectacular. Un cómodo paseo basta para explorarlo

GAIZKA OLEANAVARRA

No hay ríos con aguas de color turquesa en nuestro entorno. Veremos ese color irreal en las Baleares, cerca de sus calas arenosas, o en los valles en los que desaguan los grandes glaciares. Es el color de la piedra preciosa del mismo nombre, no de nuestras aguas, que tiran a oscuras, como si encerraran algo maligno bajo ellas. Pero si un río ha sido bautizado con el nombre de Urederra (aguas hermosas) es que tiene algo diferente, algo que no has visto nunca, y ese algo es la magia que surge de las paredes kársticas de la sierra de Urbasa, en el gigantesco acuífero que nutre el arroyo. Podría pensarse que otros cauces surgidos de la meseta que separa La Burunda (Altsasu, Olazagutia) de Tierra Estella tendrían las mismas características que el Urederra, pero no; es el único.

Sergio García

Así que vamos a caminar. Bastarán unas buenas deportivas y, si te sientes inseguro, un bastón. Recuerda, sin embargo, que Urederra es un lugar que ha estado a punto de morir de éxito, que miles de personas lo visitaban sin control hasta que las autoridades navarras decidieron imponer un número máximo de caminantes mediante el control del área establecida para el aparcamiento de coches en Baquedano, el punto de entrada al sendero. Para dejar el turismo o la moto tendrás que reservar en la web de la reserva natural, calificación otorgada en 1987 para preservar su conservación.

Recomendaciones

Dónde comer

Astarriaga. Un asador de toda la vida en el centro del municipio, con buena mano para las carnes y las verduras y conocido por sus pintxos. Tiene terraza. (Plaza de los Fueros, 12. Estella )948550802).La Cepa. Si buscas algo más elaborado, esta puede ser tu opción gracias a un recetario atrevido sin abandonar la tradición. Menú del día: 15 euros; Menú de fin de semana: 27 euros. (Plaza de los Fueros, 15, Estella. )948550032).

El camino cruza la aldea antes de descender hacia el río, donde nos aguarda un portón que nos deja ya en la ribera. Es un firme bastante regular con un desnivel bajo, de unos 250 metros, que asciende hasta llegar a una pared vertical desde la que salta el agua. Esa primera cascada, de unos 100 metros de altura, es nuestro objetivo, pero no nos apresuremos, porque en el camino encontraremos pozas de un color alucinante, pequeños saltos y escorrentías que se deslizan sobre el musgo.

A lo largo de un sendero de poco más de 5 kilómetros de longitud, el arroyo baja protegido por un espectacular bosque de hayas, robles, olmos, arces, tejos y avellanos, entre otras especies. En las paredes de Urbasa, al amparo de sus roquedos y la vegetación, habitan buitres, alimoches, milanos, aguiluchos o cuervos.

Urederra

Cómo llegar:
El punto de partida del sendero se encuentra en Baquedano, a 20 kilómetros de Estella y a 70 de Vitoria por la ruta Salvatierra, Opakua y Zudaire.
Reservas de aparcamiento y el paseo:
4,5 €/vehículo. 2 €/motocicleta. 5 €/autocaravana. 10 €/bus grupo hasta 15 pax. 20 €/bus grupo más de 15 pax.
Web:
www.nacederourederra.com.

Puedes emprender el camino por tu cuenta, pero el Gobierno navarro ha concedido autorización a una empresa para desarrollar visitas guiadas de tres horas de duración en determinados días del verano (reservas en info@nattura.com y en el teléfono 671247596. Precio: 5 euros).

Sea cual sea la opción elegida, acertarás sin duda, porque el curso del Urederra te garantiza una placentera actividad familiar en un marco singular, irrepetible, y con abundantes posibilidades de enlazar esta ruta con otras: desde una visita a la monumental y bien conservada villa de Estella, con opción de conocer la cercana Puente la Reina y la enigmática iglesia románica de Eunate, al borde del camino de Santiago, hasta ascender a las campas de Urbasa, una meseta que se abre en numerosos paseos bien indicados y con su propio centro de información.

Fotos

Vídeos