El viaje real de Paisley y McGuinness que llevó la paz a Irlanda

Hubo un tiempo en el que los políticos de Irlanda del Norte viajaban juntos fuera del país, aunque perteneciesen a partidos contrarios, por motivos de seguridad. Prevenir atentados era el objetivo por el cual compartían medio de transporte. Partiendo de esta premisa nace 'El viaje', película inspirada en hechos reales. En 2006, durante las negociaciones de paz, dos eternos enemigos, el líder del Sinn Fein Martin McGuinness y el implacable unionista Ian Paisley, se convirtieron en compañeros de viaje (y fatigas) obligados por las circunstancias.

Dicen que el encuentro a la fuerza en un avión -aquí en un coche, más cinematográfico- cambió el curso de la historia. Es la senda por la que transita un filme más predecible de lo deseado, que engrandece su dueto protagónico, Timothy Spall ('El cielo protector') y Colm Meaney ('Café irlandés'), en los papeles de unionista y nacionalista respectivamente, cuyos diálogos son lo mejor del conjunto.«Las atrocidades cometidas por los terroristas en los últimos años han exaltado el extremismo y han conseguido que la intransigencia domine el mundo», resalta Nick Hamm, director de 'El viaje'. «Esta película es una respuesta directa a esa ideología. Por un lado es activista porque lucha por la paz, pero también ensalza lo maravilloso que hay en los acuerdos mutuos y las concesiones. Espero que 'El viaje', partiendo de un hecho real, haya sabido recrear lo que sucedió y lo que podría haber sucedido».

Las conversaciones culminaron en el Acuerdo de St. Andrews, clave en el proceso de paz definitivo en Irlanda del Norte después de 40 años de conflicto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos