Un viaje a los orígenes del universo

JOSÉ FERMÍN HERNÁNDEZ LÁZARO

Nada importan la formación académica o los conocimientos del lector para que este libro interese. Nada importa si el misterio del universo es una incógnita que en algún momento uno ha querido comprender o por el contrario nunca ha tenido la curiosidad de conocer la presencia o el futuro que le espera a la existencia de las cosas. 'El universo en tu mano', cuyo autor es Chistophe Galdard, va mucho más allá de lo que cualquiera de nosotros podamos imaginar.

El autor de este ensayo, que tiene como virtud parecer una interesante novela de misterio y suspense, nos lleva mucho más allá de lo que en principio podamos imaginar y lo más sorprendente es que leído con atención 'engancha'.

En primer lugar llama la atención cómo un físico teórico ha sido capaz de 'explicar el universo' en 455 páginas. Lo hace de tal manera que al más desinteresado o ignorante de las teorías que cita entrará en la sorpresa de descubrirse a sí mismo como capaz de entender cosas que en principio parecían insondables.

El libro está lleno de ejemplos y metáforas que hacen comprensible lo que explica. Para mejor hacerse entender y cumplir el objetivo que el autor se propuso cuando lo escribió transforma al lector en protagonista de viajes al pasado bien sea como un 'mini yo', bien como pasajero conductor de un vehículo espacial con el que se llega al horizonte del big bang que es el modelo cosmológico más extendido entre casi todos los científicos actuales.

Por increíble que parezca cualquier lego en la materia que se proponga leer con atención 'El universo en tu mano' alcanzará unos conocimientos básicos de la teoría cuántica y comprenderá otras como la del espacio-tiempo, descubrirá qué es realmente la fuerza de la gravedad y viajará hacia atrás hasta el confín de un principio universal que resultará no serlo porque se hallará frente a un muro aún no penetrado por la imaginación de los científicos.

Galfard nos abre los ojos para hacernos entender que lo que vemos hace más o menos tiempo que no existe. Y lo que es más sorprendente es que sea el lector de ciencias o de letras distinguirá cómo y por qué «las teorías de los campos cuánticos se aplican a lo muy pequeño mientras que la relatividad general se ocupa de lo muy grande».

Efectivamente, resulta difícil convencer de que es éste un libro que agradará a muchos lectores a los que quien esto escribe no encuentra modo estimulante para moverles a su lectura.

Sin embargo: compren 'El universo en tu mano', escrito por uno de los discípulos más que aventajados de Hawking que ha tenido la agudeza de explicar la 'Existencia de Todo' de un modo extraordinariamente comprensible para los neófitos.

Y es también el libro un ejemplo didáctico que quizá deban aprovechar maestros y profesores de la ciencia cosmológica.

Fotos

Vídeos