De turismo con Santi Rodríguez

De turismo con Santi Rodríguez

El actor parodia el turismo mundial en 'Como en la casa de uno... en ningún sitio', con el que llega a la Muestra con todo vendido | El polifacético humorista actúa esta noche y mañana en Cómicos de Alfaro

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Lanzado desde la pantalla de los televisores al gran público, Santi Rodríguez emprendió hace cinco años un viaje teatral por el mundo que le ha llevado a chocarse con numerosos tópicos y a una conclusión que da título a la obra que esta noche y la de mañana le sube al escenario de la Muestra Nacional de Teatro Cómicos de Alfaro: 'Como en la casa de uno... en ningún sitio'.

Sí, Santi Rodríguez es de los que creen que lo mejor de las vacaciones es volver a casa. «Es una de las conclusiones que podemos sacar... Viajar está muy bien, pero tu casa es siempre el sitio donde estás más a gusto, en el que más comodidades -asiente-. También hay que darse cuenta de que, donde tú vives, hay cosas mejores que en el resto de sitios. Y, a la vez, ser consciente de que en otros sitios hay cosas mejores que donde tú vives».

Título
'Como en la casa de uno... en ningún sitio'.
Protagonista
Santi Rodríguez.
Cuándo
Esta noche y mañana desde las 22.30 horas, con todo el papel vendido.
Dónde
Sala Florida de Alfaro.

Este espectáculo surgió al contrastar cómo nos comportamos los españoles con los turistas extranjeros y cómo se comportan con nosotros cuando viajamos. «Nos guiamos por unos tópicos que, al ir a los lugares, te das cuenta de que no son verdad. Hablamos sin conocer, desde el 'me han dicho...'. Y lo que hay que hacer es ir a los lugares para, a la vuelta, poder hablar», expone de una obra para la que se ha documentado y estudiado las costumbres de los diversos países para, después, tratarlas en clave de humor.

Son dos horas de un espectáculo que ha renovado su texto a lo largo de estos cinco años, apostando por los que mejor funcionan, introduciendo temas de actualidad, incluída la política. «El monólogo ha de ser como un cuadro, con matices, con momentos de pausa, de reflexión, hasta terminar lo más alto posible -expone sobre su modo de escribir-. Los últimos veinte minutos del espectáculo son una vorágine dialéctica impresionante en la que la gente no para de reír a carcajada continua y limpia».

Polifacético, Rodríguez confiesa que con el formato que llega a la sala Florida en la cuarta cita de Cómicos -con todo el papel vendido- es con el que más disfruta. «A cuerpo limpio ante la gente y siendo lo más honrado posible, se da una comunión perfecta con el público y lo pasamos estupendamente», describe.

En este punto, y con cinco años con esta obra en cartel, asegura: «Enfoco cada actuación como si fuera la primera vez que me subo a un escenario». «Me motiva mucho pensar que viene gente a ver lo que yo hago y me ilusiona hacerlo lo mejor posible -asiente-. Yo llevo muchas funciones, pero para la mayoría es la primera vez que me van a ver y se merecen que yo esté al cien por cien. Por ello, todos los días son para mí un estreno y me siento agradecido y privilegiado». Ante ese apoyo del público para quien en la televisión también ha sido jurado, sonríe al decir que «ya estoy preparando el siguiente espectáculo para, en cuanto pueda, volver a Alfaro con él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos