Solo puede quedar uno

Imagen de PUBG/L.R.
Imagen de PUBG / L.R.

PUBG versus Fortnite. Misma idea, mismo concepto, distintas formas de llevarlo a cabo... ¿con cuál te quedas?

JUANJO BILBAOLogroño

Celebraciones de futbolistas, torneos en directo jugados por los principales youtubers en español... el impacto de 'Fortnite Battle Royale' le ha llevado a ser uno de los fenómenos sociales más recientes en el mundo del entretenimiento. Jugadores de varias generaciones han vuelto a colocarse delante de sus televisores, ordenadores o dispositivos móviles para estar conectados entre sí en el entorno virtual más popular del momento. Pero, ¿cuál ha sido el secreto de este éxito?

PUBG

Todo comenzó cuando en marzo de 2017 se lanzó la versión beta de 'PlayerUnknown's Battlegrounds' en la plataforma de videojuegos Steam. Rápidamente se convirtió en el título del que todo el mundo hablaba y en la que solo tenías una misión: sobrevivir.

Así fue como vio sus primeras batallas 'PlayerUnknown's Battlegrounds' (en adelante PUBG), un videojuego de acción en el cual hasta cien jugadores pelean en una batalla real, Battle Royale (así a lo Takeshi Kitano), un tipo de combate cuyo objetivo es resultar el último jugador con vida.

Cada partida comienza con un salto en paracaídas de hasta cien jugadores. Una vez aterrizados, los usuarios buscan edificios u otras estructuras para encontrar armas, vehículos, armaduras, ropa y todo tipo de equipamiento. Así que lo primero que has de conseguir son esas armas y esa munición que te permitirán defenderte. Aquello que hizo (y hace) especial a PUBG es que el mapa se reduce cada pocos minutos y de manera aleatoria. De esta forma, aquellos jugadores que se encuentren fuera de la 'zona segura' perderán salud hasta volver a ella. Con lo cual estás obligado a moverte por el mapeado mientras van cayendo jugadores hasta ser el último con vida.

PUBG apareció por fin en PC y en Xbox One a un precio de 30 €, lo que llevó a muchos usuarios a hacerse con él. Todo para que, pocos meses más tarde, también se comercializara para móviles y tabletas, esta vez de forma gratuita y con micropagos.

Fortnite

Pero ya sabemos que cuando una idea funciona otros se pueden aprovechar de su éxito. Y esto es lo que ocurrió con Fortnite Battle Royale que, básicamente, copia las mismas mecánicas que PUBG pero para el resto de plataformas. Pero, ¿cómo puede ser que un videojuego copie tanto a otro?

¿Cuál es mejor?

Vaya por delante que aquí el gusto de cada uno tiene mucho que decir. De todas formas, PUBG es un juego que pretende ser mucho más 'realista' que su competidor. Posee un mapa más grande, donde el combate es menos probable desde el primer momento, y goza de mecánicas y situaciones más comparables con la realidad como el retroceso de las armas al disparar.

Imagen de Fortnite
Imagen de Fortnite / L.R.

En el aspecto gráfico contamos con una estética más cercana a 'lo real', en contraste con la imagen cartoon o de dibujos animados del Fortnite. PUBG es más cercano a un simulador de combate, tanto en solitario como en equipo, y Fortnite goza de las mismas dinámicas pero en un entorno muchos más arcade.

En cambio, Fortnite resulta mucho más frenético, para todos los públicos y con la acción asegurada desde el primer momento. A pesar de ofrecer el mismo modo de juego que PUBG, Fortnite tiene particularidades como la menor dificultad para encontrar munición y armas, el pico para recoger materias primas de determinadas estructuras y, en fin, un modo de juego y una estética mucho más desenfadadas y aptas para todos los públicos, tanto pequeños como más mayores jugadores.

Sin embargo, a veces la decisión puede ser más económica que otra cosa. En este sentido, PUBG cuesta 29,90 € en algunas plataformas y Fornite mantiene el juego gratuito... a pesar de los inevitables micropagos que tanto se han popularizado actualmente en los videojuegos de diferentes plataformas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos