Siempre al pie del cañón

Espectacular panorámica del cañón del Leza desde el mirador junto a la carretera. :: justo rodríguez /
Espectacular panorámica del cañón del Leza desde el mirador junto a la carretera. :: justo rodríguez

Un corto paseo entre Soto y el mirador del Leza, aprovechando la feria de ganado que se celebra mañana en la localidad, muestra la espectacularidad de la puerta al Camero Viejo

J. SAINZ

En el corazón de la Reserva de La Biosfera de los Valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama, se encuentra Soto en Cameros, puerta del Camero Viejo y vigía del desfiladero más espectacular de La Rioja, el cañón del río Leza. En la localidad serrana se celebra este sábado la III Feria de Ganado Selecto del Camero Viejo, que contará también con mercado artesano, música y danzas folklóricas, una exposición sobre las antiguas escuelas, demostraciones de oficios ganaderos, visitas y paseos a caballo, además de un almuerzo de migas de pastor y caldereta de cordero.

Cañón del Leza

Mirador del cañón del Leza
(sendero lineal señalizado).
Lugar de salida:
plaza de Soto
Distancia
2,28 kms.
Duración
una hora (sin contar el regreso)
Alturas
703 m. (mínima) y 800 m. (máxima)
Dificultad
baja

La jornada, organizada por el Ayuntamiento, es festiva pero también pretende reivindicar la actividad ganadera como parte esencial del desarrollo económico de los pueblos de la comarca, así como por su papel en la conservación del patrimonio natural. Y esto último es algo de lo que Soto puede presumir por la belleza singular de sus parajes, dominados precisamente por el cañón del Leza, sus cortados y montes.

Las posibilidades para disfrutar de la naturaleza son tantas como cada uno quiera plantearse, incluyendo actividades de escalada, barranquismo o espeleología. Pero siendo el senderismo la más popular, Soto tiene señalizados seis itinerarios muy variados para los intereses de cada cada cual.

En esta ocasión, y para poder disfrutar también de la jornada de feria, destacamos una ruta sencilla, corta, muy asequible y, pese a todo, preciosa: la del mirador de Leza, que parte del pueblo y recorre el barranco por su pared izquierda hasta alcanzar el balcón natural desde el que poder contemplar las hoces del río.

Mirador del cañón

Se trata de un sendero lineal de aproximadamente dos kilómetros. Comienza en la plaza de Soto y una vez cruzado el puente sobre el río se dirige hacia la carretera LR-250, que toma en dirección Logroño. A los pocos metros hay un desvío por el que entra a la carretera vieja para llegar enseguida a un pequeño refugio o cenador, donde detenerse a admirar el paisaje, descansar a la ida o a la vuelta o tomar un tentempié sentado y al abrigo del viento; también algunos bancos invitan a la tranquilidad y la contemplación. Más adelante, en poco tiempo y sin demasiado esfuerzo, el camino alcanza el mirador del cañón del río Leza con su reconocible torreón rocoso.

El paisaje que se divisa es propio de un sinuoso barranco encajonado entre cortados muy verticales de gran altura. Hacia el norte, las Peñas del Leza rematan el Camero Viejo antes de dar paso al valle. El terreno rocoso solo permite vegetación muy austera. El enclave (también accesible por carretera) se sitúa en el interior de la Reserva de la Biosfera dentro de una zona de especial protección para aves. (ZEPA). En sus roquedos pueden verse con facilidad una variedad significativa de especies rupícolas, destacando el buitre leonado por encima del alimoche y el abejaruco, que son migratorias, bisbita arbóreo, gorrión chillón, alcaudón y roqueros solitarios.

Con su biodiversidad y su belleza, el Camero Viejo recibe así al visitante. Desde las alturas de las Peñas del Leza hasta las profundidades de las Fuentes del Restauro, una tierra que merece ser recorrida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos