Secretos de familia

O. B.

'La cena' pertenece a ese subgénero de películas cuya acción se desarrolla en torno a una mesa y que tiene en 'Un dios salvaje' y 'Perfectos desconocidos' dos de sus mejores ejemplos. El director Oren Moverman trasladó la acción del libro de Herman Koch de Holanda a Estados Unidos, lo que daría pie a trascender de los secretos familiares que revelan los protagonistas y entender esta amarga intriga como una fotografía de la América de Trump. 'La cena' contiene unos cuantos 'flashbacks' que nos irán descubriendo la verdadera personalidad de los dos hermanos que encarnan Steve Coogan y Richard Gere, el primero profesor de Historia, el segundo un congresista de alto nivel con aspiraciones a gobernador. «Ambos están sometidos a presión por un acto innombrable para que reaccionen dando la cara o sigan siendo tan hipócritas en público como lo son en privado», advierte el director. La cinta juega con nuestros prejuicios y expectativas. Nadie es lo que parece, incluido este máster del universo al que Gere inunda de su carisma suave y que suelta sentencias de este jaez: «Hay muchas formas de llegar de un punto a otro. Todo es una cuestión de saber negociar».Moverman peca de ambicioso en su propósito de reflexionar sobre la familia como refugio/ente castrador, la enfermedad mental como determinante de nuestro destino y la violencia que las clases dominantes ejercen sobre los desfavorecidos. Los cuatro actores, eso sí, están sobresalientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos