La pesadilla de una emigrante española en Nueva York

Ana Asensio (Madrid, 1978) se marchó a buscarse la vida como actriz a Nueva York hace dieciséis años. Pisó Times Square y sufrió un ataque de pánico. Mientras estudiaba inglés y arte dramático hizo de todo: repartió flyers, dio clases de español, fue niñera... A la espera del visado prometido por una agencia de modelos, aceptó trabajar en una misteriosa fiesta de la que no le permitieron salir durante unas horas. De esa experiencia surge 'Most Beautiful Island' (La isla más hermosa), la película que ha dirigido, escrito y protagonizado sin haber rodado siquiera un corto.

Una cámara con mirada documental se detiene en Luciana (Ana Asensio). Sabemos que perdió a su hija en un accidente y no puede volver a España, porque aquí todo le recuerda a la pequeña. Sin seguro médico ni dinero para pagar el alquiler, empieza a dudar de su propia salud mental cuando las cucarachas invaden su bañera, como en una película de Polanski. Le ofrecen 2.000 dólares por acudir a una fiesta y, claro, acepta. 'Most Beautiful Island' habla de la vulnerabilidad de una mujer emigrante. De la cotidianidad de sus penurias pasa a un ambiente de pesadilla que recuerda a las orgías rituales de 'Eye Wide Shut', con ricos aburridos que juegan con el sexo y la muerte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos