«MEJOR DESDE LA DISTANCIA»

José Martínez, alcalde de Lagunilla del Jubera, municipio al que pertenece Zenzano, explica que el terreno sobre el que están las dolinas es monte de dominio público, «así que no podemos actuar sobre él». Reconoce que, aunque «el acceso es complicado», tampoco ha solicitado una señalización o acondicionamiento del terreno para crear, por ejemplo, un sendero de acceso, pero estima que la declaración de las dolinas como Área Natural Singular «es un atractivo más para el pueblo, algo positivo». Tan poco accesibles son las dolinas La Redondilla y La Cueva que el alcalde afirma que una de las mejores formas de contemplarlas es en parapente. No obstante, la declaración incluye «actuaciones de conservación y restauración» y la promoción de «acciones para la puesta en valor del espacio natural a través del uso público y la interpretación de los valores ambientales». Para la profesora del Área de Geografía Física de la UR, «ahora mismo, la accesibilidad para llegar hasta ellas es relativamente complicada», aunque también admite que «como mejor se aprecian es desde la distancia, una vez que llegas a ellas no tienes una perspectiva buena para admirar su gran belleza».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos