'LUNA ROSSA'

'PIZZICATO' - LUIS FERNANDO RODRÍGUEZ IMAZ

Hace 15 días cantamos al verano y al astro rey, el sol. El verano nos acerca a más ambientes y accidentes: el mar, ríos frescos, montañas grandiosas, lunas de guiños sugestivos, noches serenas y tormentas espantosas. Les propongo más músicas que sugieren el sonido de esos ambientes.

La luna embellece las noches de verano. 'Luna Rossa', la napolitana de Vian y Crescenzo, es una luna testigo de amores que responde al enamorado que le pregunta: «Ella se fue la otra noche, sin esperarte, aquí ya no hay nadie». En 'Desayuno con diamantes' la dulce Audrey Hepburn cantaba 'Moon River', un río de luna, «viejo creador de sueños, destrozador de corazones».

El mar, su inmensidad, su sonido y olor inspiraron a Charles Trenet en 'La mer', «mar de reflejos de plata, canción de amor para mi corazón». También Debussy plasmó en sus impresionistas bosquejos sinfónicos 'La mer', el alba y mediodía, las olas y el viento, en explosiva paleta multicolor. Escuchen a Charles Munch y la Sinfónica de Boston.

Las tempestades van unidas al mar y Rimsky-Korsakov orquestó en su 'Scheherezade' una poderosa tempestad que hace encallar al barco de Simbad. Kondrashine y la Concertgebouworkest están exultantes.

El campo gustaba especialmente al genial Beethoven. En su 'Sinfonía nº6 Pastoral' compone un perfecto mosaico sonoro del campo, el arroyo, la tormenta y la alegría de pastores. Giulini recrea esta música como pocos.

¿Se imagina la montaña? Richard Strauss describe un día en los majestuosos Alpes en su 'Sinfonía alpina'. Su riqueza orquestal sobrecoge a las órdenes de Karajan.

Nuestros jardines son un bálsamo que Falla puso en música en 'Noches en los jardines de España'. Alicia de Larrocha nos seduce junto a Frühbeck. Para Víctor Manuel su 'Luna' es llena que «invisibles son los hilos que maneja», mientras que Serrat seguirá cantando «¿Qué le voy a hacer si yo nací en el Mediterráneo?». Buen verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos