Incansable bestia política

B. CRESPO

'El instante más oscuro' se centra en las primeras semanas de Churchill como primer ministro. Los nazis avanzan conquistando Europa e Inglaterra se ve terriblemente amenazada, con lo cual el histórico estadista se ve en la tesitura de conseguir un tratado de paz o luchar por defender sus ideales. Gary Oldman, caracterizado ad hoc de manera brillante, lleva el peso del relato sin atisbo de cansancio. Borda un semblante complicado secundado por la siempre hipnótica Kristin Scott Thomas. Estamos ante un hábil thriller que transcurre entre despachos, con una bestia política como protagonista por la que nadie daba un penique por su aparente falta de carisma. La puesta en escena de Joe Wright, el mismo que rodó el famoso plano secuencia de la playa de Dunkerque en 'Expiación', corona visualmente la arquitectura verbal de un filme aconsejable.

El pasado septiembre se estrenó 'Churchill', con Brian Cox en la piel del conocido político bajo la dirección de Jonathan Teplitzky. La interpretación de Cox, nada desdeñable, puede quedar ensombrecida por el excelente trabajo de Oldman, casi irreconocible físicamente. Ha empleado toda su energía, acorde a su expresiva filmografía, en la recreación de un personaje clave en la Segunda Guerra Mundial que simboliza la capacidad de liderazgo y el poder de las palabras. Wright, interesado por el cine de época, con películas como 'Orgullo y prejuicio' o 'Anna Karenina', también implicado en algunos capítulos de la serie de culto 'Black Mirror', por marcar la diferencia, firma este sobrio drama ambientado en 1940.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos