De fiesta a Lardero

De fiesta a Lardero

La localidad celebra San Marcial con múltiples actos que aúnan novedad y tradición

LA RIOJALARDERO

Lardero es un pueblo grande, uno de los mayores de La Rioja en población, y sus fiestas de San Pedro y San Marcial están a la misma altura. El municipio inicia mañana con el cohete seis intensas jornadas festivas, cargadas de actos, que extenderán el buen ambiente y la alegría propia de los festejos por todos los rincones de la localidad. También en los nuevos barrios, donde se han programado diversas actividades infantiles.

Todos los actos festivos

Porque los niños cuentan con un gran peso en este municipio, eminentemente joven, cuyos dos colegios agrupan a cerca de 900 escolares. Pero también los mayores. Y a ellos se dedica la tradicional fiesta de la tercera edad en el polideportivo, en la que este jueves volverán a merendar, reír, bailar y compartir un rato inolvidable.

No en vano, en eso consisten los festejos. En disfrutar de un tiempo con la familia, los amigos y los vecinos. Unos días que, sin duda, se recuerdan a lo largo del año. En el 2017 las fiestas de San Pedro y San Marcial se desarrollarán de forma continuada, sin el paréntesis entre semana que había coincidido en ejercicios anteriores.

Más información

Así, en los festejos de este año no se ha podido encajar la degustación de huevos con picadillo; pero a cambio, el Club Deportivo San Marcial ofrecerá otra de revuelto de huevo con picadillo en la tarde del sábado, tras las carrozas.

La entidad deportiva puso en marcha en las fiestas del 2016 un desfile de estas originales plataformas. En Lardero no existía esta costumbre, como así sucede en otras localidades de los alrededores, pero resultó todo un éxito de participación, organización y público. El municipio se llenó de ambiente aquel día, por lo que el acto regresa este sábado a partir de las 19 horas con el ánimo de resultar aún más vistoso y sorprender más si cabe a ‘cigüeños’ y visitantes.

Si esta actividad constituye una de las novedades más significativas que han incorporado recientemente estos festejos patronales, la procesión de San Marcial representa el acto más tradicional y el que los de Lardero sienten con mayor emoción y sentimiento.

Los ‘cigüeños’ profesan una gran devoción por este santo obispo. De ahí que la procesión que lo pasea por el casco histórico resulte multitudinaria. La danza del santo constituye el mejor ejemplo de un municipio que ha crecido exponencialmente en población y ha cambiado sustancialmente su fisonomía urbana durante los últimos años, y que pese a ello persevera en preservar su identidad y ensalzar sus raíces. Este baile sólo se danza dos veces al año, en la procesión de la festividad de San Marcial y en la del Domingo de Majas, cuando este patrón regresa a su basílica. Los pasos de esta coreografía se perdieron allá por mediados del siglo XX, pero en los 80 se recuperaron con una fuerza insólita para que hoy los ‘cigüeños’ bailen una de las danzas más multitudinarias de la geografía riojana. Cerca de 80 danzadores le bailan al santo durante sus fiestas.

Este año tendrá ocasión de presenciar tan populosa demostración de cariño el nuevo obispo de la Diócesis, Carlos Escribano. Y ya que visita Lardero, seguro que no se va sin probar bocado. Porque los ‘cigüeños’, hospitalarios y de buen yantar, contarán estos días con hasta nueve degustaciones, dos chocolatadas, un concurso de paellas y un suculento final a base de ranchos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos