'Deambular por el hilo' y 'Con el agua de Rioja' se exponen en Logroño y Haro

'Deambular por el hilo' y 'Con el agua de Rioja' se exponen en Logroño y Haro

Tarnawska, quien cree en la intuición, ha explicado que todo su trabajo lo realiza a mano, «puntada a puntada»

LA RIOJA

«Deambular por el hilo», de Svetlana Tarnawska; y «Con agua de Rioja», de Antonio Montiel, son las nuevas exposiciones temporales que acogerán el Museo del Torreón de Haro y el Museo de La Rioja, respectivamente, donde se organizarán visitas guiadas con el deseo de abrir estos espacios a la sociedad.

Según ha recogido EFE, la consejera de Desarrollo Económico, Leonor González Menorca; el conservador del Museo de La Rioja José Antonio Tirado; la comisaria exposición del Museo del Torreón, Susana Baldor; los artistas Antonio Montiel y Svetlana Tarnawska y Miguel Montiel, de Bodegas Escudero, han presentado hoy ambas exposiciones en una rueda informativa.

«Deambular por el hilo», prevista del 26 de abril al 26 de septiembre, muestra obras confeccionadas con tela e hilo, sobre todo, seda y algodón, con las que esta artista estadounidense, afincada en Logroño desde hace un año, traza un pausado recorrido a través de la costura, considerado un medio romántico, misterioso, reservado y melancólico.

Se trata de dibujos cosidos abstractos, que deambulan por la tela como quien, sin rumbo fijo, recorre el espacio por el simple placer de caminar; y la exposición está inspirada en la naturaleza, los paisajes, las diferentes culturas de las que se ha nutrido la artista, las obras maestras del arte, los recuerdos y los sueños.

Tarnawska, quien cree en la intuición, ha explicado que todo su trabajo lo realiza a mano, «puntada a puntada» y que encuentra quietud en él, sea cual sea el contexto en el que se encuentre.

Ha añadido que se siente «afortunada» de haber encontrado un lugar como Logroño, que ha considerado como un jardín botánico y cuyos paisajes y entorno son «una maravilla» y donde se siente como «la sirenita».

Su trabajo se ha expuesto, siempre de manera íntima y reducida, en varias ciudades de Estados Unidos y Europa, como Filadelfia, Roma y Hamburgo; y, en la actualidad, sus obras gozan de la confianza y el interés de numerosos coleccionistas en todo el mundo.

El trabajo que se presenta en esta exposición tiene su origen a comienzos de 2017, cuando Svetlana Tarnawska inicia una etapa vital radicalmente distinta que refleja la vida nómada de la artista, quien, al llegar a España, se enamoró de la gente, la comida y la arquitectura de Madrid.

Los dibujos cosidos de Tarnawska han encontrado su sitio gracias a esta muestra que, por primera vez en España, acoge el Museo del Torreón, Sección de Arte Contemporáneo del Museo de La Rioja.

Los organizadores entienden que estas «delicadas» telas bordadas a mano, junto con algunas piezas coloreadas sobre madera, permitirán al visitante acercarse a la «enigmática» personalidad de esta artista, cuyo trabajo también permite la recuperación y reivindicación de las técnicas textiles como prácticas artísticas de pleno derecho en el arte contemporáneo.

«Con el agua de Rioja» podrá visitarse del 27 de abril al 24 de junio, está formada por 35 acuarelas sobre papeles de tina o trapo de textura granulada y de distintos gramajes, según la idea a representar y el sistema de su hechura.

La muestra explora caminos transitables, sin que la acuarela pierda su amabilidad, libremente para el disfrute del espectador y, además, en varias de las obras se introducen materias poco usuales para la concepción clásica de esta técnica, como hilos de oro y plata, metal y cuero, que aportan y enriquecen otros planteamientos y sugerencias.

También se superponen diferentes capas del papel requerido en la misma única obra, concatenándose con la textura propia del soporte a efectos de fijación y reflexión lumínica de las formas y color, lo que sirve para enriquecer y cualificar la expresividad final.

Antonio Montiel, quien ha indicado que las obras hablan por si mismas, realizó sus primeras exposiciones individuales en diferentes ciudades españolas y se adentró en el ambiente profesional del arte al finalizar sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de Bilbao.

Compaginó la actividad artística con la pedagógica durante varios años y desde 1985 reside en el municipio riojano de Navalsaz, donde practica las bellas artes en sus variadas disciplinas y en cuyo estudio pasó mus horas su sobrino Miguel.

Esta exposición cuenta con el patrocinio de las bodegas Familia Escudero, de Grávalos, en la que trabaja Miguel Montiel, quien ha indicado que, en esta ocasión, se unen el arte de la pintura y de la vinicultura.

La consejera, tras alabar ambas exposiciones, se ha referido a que el Gobierno regional ha introducido en el Museo de La Rioja actividades didácticas para abrir estos espacios culturales a todos los públicos, independientemente de su edad, con el fin de acercarles al patrimonio cultural.

Ello permite que el Gobierno de La Rioja haga suyos los postulados del lema del Consejo Internacional de Museos para conmemorar el Día Internacional de Museos para 2018: «Museos hiperconectados: enfoques nuevos. Públicos nuevos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos