Adiós a una temporada de ensueño

Con este genial aspecto se despedía la estación de San Isidro/San Isidro
Con este genial aspecto se despedía la estación de San Isidro / San Isidro

Este lunes, la nieve de León se despidió en plena fiesta y con grandes cantidades de nieve en sus pistas

JUANJO GONZALOMADRID

Con motivo de la celebración del Día de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, las estaciones leonesas cerraban el que se había convertido en un año glorioso. Una temporada llena de luces, con alguna que otra sombra -aunque pocas y prácticamente todas ellas relacionadas con las fuertes rachas de viento imperantes durante el pasado mes de marzo-, pero que ha dejado números de récord. Tanto es así, que este lunes 23, tanto San Isidro como Leitariegos despedían con una enorme expectación, un ambiente excelente y muchos kilómetros de nieve para disfrutar.

La climatología, una de las claves con las que despedir el curso de la mejor forma posible, acompañaba, pero también la extensión esquiable. La primera de ellas aún mantenía 250 centímetros en las cotas más altas, llegando a presentar un total de 24 kilómetros. Tampoco faltó de nada en la vecina Leitariegos, que incluso habilitó una pequeña piscina improvisada para los amantes de los deportes invernales que decidieron pasar una jornada festiva diferente.

La nieve, en Leitariegos, protagonizaba la jornada del lunes
La nieve, en Leitariegos, protagonizaba la jornada del lunes / Leitariegos

Una despedida que deja grandes datos para los centros pertenecientes a la Diputación de León, que han logrado superar con creces los de la campaña pasada, situándose por encima de los 100 días de apertura y sumando, en el caso de Leitariegos, un 44% más de usuarios llegados hasta sus pistas en comparación con la pasada temporada.

Buena parte de culpa está en las precipitaciones en forma de nieve caídas sobre unos trazados que desde el mes de diciembre presentaron su mejor cara. Largas jornadas que, con la ampliación durante los fines de semana de este mes, prácticamente ha alcanzado mayo en el mejor estado posible. El sueño, de cara a la temporada que viene, es repetir un curso similar al vivido. El mejor de los últimos que se recuerda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos