La Rioja

Valdesquí, o cómo sobrevivir sin nevadas

En las pistas de Valdesquí, la nieve sigue sobreviviendo a pesar de la falta de precipitaciones
En las pistas de Valdesquí, la nieve sigue sobreviviendo a pesar de la falta de precipitaciones / Twitter Valdesquí
  • El centro madrileño, el único que se encuentra abierto de manera permanente en el Sistema Central, mantiene más de 13 kilómetros de pistas, a pesar de que las precipitaciones han brillado por su ausencia desde antes de Navidad y el constante viento

El pasado 22 de diciembre fue la jornada más especial para la modesta estación de Valdesquí. Y no precisamente por llevar el número premiado en la Lotería Nacional del día anterior. Las precipitaciones caídas sobre sus pistas, y la nieve producida durante las últimas semanas, permitieron al centro montañoso situado en la capital española inaugurar la temporada por todo lo alto. Sería, para el periodo navideño, la única del Sistema Central junto con Béjar-La Covatilla.

Sorprendente cuanto menos para todos aquellos que pensaron a finales del mes de noviembre que esta campaña serviría para resarcirse del desastre sufrido durante el pasado curso, cuando sólo la llegada de febrero trajo alguna buena noticia al desolado panorama nacional.

Algo más de 15 kilómetros y unas condiciones envidiables para las vecinas, que aún se mantienen a la espera de que lleguen mejores tiempos. Como en La Pinilla, situada en Segovia, donde aguardan que este fin de semana la «ola de frío» afecte también en el Sistema Central y llegue cargada de precipitaciones en forma de nieve y bajas temperaturas. El único objetivo es poder anunciar su apertura lo antes posible y para ello se trabaja duro en la estación.

Mejor es la suerte que se vive, al menos por ahora, en los dominios de Valdesquí. A pesar de haber reducido sensiblemente la oferta destinada a todos los usuarios amantes de los deportes blancos, las pistas se mantienen en buen estado. Y es que el fuerte viento procedente del norte ha obligado a cerrar las zonas altas en más de una ocasión, ocasionando graves problemas al centro madrileño. Supone cerca de 10 kilómetros del dominio, actualmente con 13 km abiertos para la práctica del esquí. Cifras meritorias si se observa que durante estas fechas las precipitaciones han brillado por su ausencia y las temperaturas no han ayudado en demasía.

Como en buena parte del país, en el Sistema Central siguen suspirando por un cambio de clima que ya hace alguna semana que se espera. Por el momento, ‘La Nieve de Madrid’ sigue ofreciendo diversión y disfrute a todos los usuarios que se acercan a sus dominios. Otras, como el Puerto de Navacerrada, continúan sufriendo tras la penosa temporada pasada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate