La Rioja

En busca de los 100 kilómetros en Candanchú

Los aficionados disfrutan en La Tuca durante estas navidades
Los aficionados disfrutan en La Tuca durante estas navidades / Twitter Candanchú
  • La unión de los centros aragoneses convierten a la estación en una de las más atractivas del panorama nacional, que por el momento acumula un tercio de su dominio esquiable disponible

Con el reclamo ‘Ganas de Nieve’ quieren seguir sumando adeptos a un nuevo dominio que apunta a ser una de las grandes sensaciones de la temporada. En sus pistas cada vez son más los aficionados que se animan a deslizarse con sus esquís o con las cada vez más comunes tablas de snowboard. Es cada vez más una realidad, y es que Candanchú-Astún, uno de los centros montañosos más grandes del país, quiere seguir creciendo.

Su capacidad de transporte -46.000 esquiadores por hora-, y sus 100 kilómetros esquiables, hacen de la estación uno de los lugares con mayor atractivo para este año que acaba de comenzar recientemente. Por el momento, el temporal ha dejado ya algunos regalos en forma de precipitaciones y sus 40 pistas disponibles actualmente ayudan a que se superen los 30 kilómetros. Buenas condiciones que se han mantenido desde la pasada semana.

Este acuerdo de unión entre las dos estaciones pirenaicas ya se vivió durante la campaña 1999/2000 y que, como han reconocido varias voces autorizadas en ambos dominios, «será muy positivo para todos».

Énfasis en los niños

El sol que está acompañando durante el periodo de Navidad a gran parte de los centros españoles, también está siendo el gran protagonista en Candanchú-Astún y se ha convertido ya en uno de los mejores reclamos para visitar sus pistas. Para muchos está siendo además el mejor momento para aprender a esquiar, gracias a los cursos puestos en marcha para estas fiestas.

Jornadas en las que desde Candanchú se pone un énfasis especial en los niños, que pueden disfrutar de actividades especiales. El paje de los Reyes Magos será el primero en hacer su aparición para recoger cartas de los más pequeños, que podrán viajar en una moto de nieve con trineo hasta llegar a la casa del Paje Real. Deberán ir acompañados, eso sí, de un adulto.

Una actividad que ya se ha disfrutado en otras ocasiones, pero que en esta temporada se vivirá de manera especial en un dominio mucho más extenso y con posibilidades de convertirse en una de las estaciones nacionales más atractivas del momento. Las precipitaciones, por el momento, se siguen esperando para acercarse a los 100 kilómetros disponibles.