Biarriz, la perla del Cantábrico

Biarriz, la perla del Cantábrico

Elegante y popular al mismo tiempo, la localidad francesa multiplica su atractivo tras el verano

BEGOÑA DEL TESO

Se nota que el otoño ya se pasea discreto, elegante, todavía cálido por la villa llamada la perla del océano. Se nota, por ejemplo, en que poco a poco se empieza a oír el fragor de excavadoras, grúas, hormigoneras o bulldozers. En sordina. Discretamente. En este lugar donde nació el surf vasco, donde veraneó Eugenia de Montijo, donde aprendió euskera la autora de ‘Suite francesa’ Irène Némirovsky, donde jugaron a la ruleta Nabokov y Cendrars, a donde el año pasado se escaparon desde Buckingham Palace los duques de Cambrigde y donde a la entrada de la Capilla Imperial de la calle Cent Gardes pueden cruzarse Madonna y Shakira. Está prohibido realizar cualquier reforma, rehabilitación o saneamiento que pueda perturbar el bienestar de los visitantes, turistas, compradores y veraneantes. La prohibición comienza en julio y acaba ahora.

Ahora, cuando ya terminó el verano en este lugar amado por las almas eslavas. La bella iglesia ortodoxa construida a finales del XIX en la Avenue de l’Impératrice bajo la advocación de la Madre de Dios y San Alejandro de Neva y la obediencia más leal al patriarca de Constantinopla fue refugio de decenas de rusos blancos que huían de la revolución cuyo centenario se celebra en octubre. De hoy al domingo se puede visitar libremente desde las 15.30 a las 18 horas, aunque más fascinante sería asistir, respetuosamente, a la Divina Liturgia de la Exaltación de la Cruz que tiene lugar desde las nueve de la mañana a las cinco de la tarde el domingo 1 de octubre. Más información en www.eglise-ortodoxe-biarritz.com.

Recomendaciones

Los amantes de las compras disfrutarán en el mercado Halles de Biarritz y sus concurridas calles y alrededor de la Place Clémenceau y sus Galeries Lafayette, punto neurálgico en el que desembocan las principales calles comerciales de la ciudad. Es una ciudad de compras con una variada oferta, que comienza por las elegantes tiendas de toda la vida, como Hermès (19, avenue Edouard-VII ), Sonia Rykiel (La Maison Basque 3, avenue Edouard VII ), Les Sandales d’ Eugénie, en donde se encuentran todo tipo de alpargatas cosidas a mano; o la refinada tienda de lencería y ropa blanca Héléna (33, rue Mazagran, avenue Édouard VII ).

Digna de visitar es la sombrerería Chapellerie Divine (8, avenue Victor Hugo). También merecen una visita Kikiritz, una original boutique vintage (44, rue Luis Mariano), que está en el mismo sitio que la espectacular tienda de telas Docks de la Négresse, y Dora Zee (1, avenue de la Reine Victoria), una tienda de bisutería y accesorios de moda. Impresionantes los collares hechos con todo tipo de materiales. Además, merece la pena entrar en anticuarios como Bakara Antiques (23, rue Mazagran) y en perfumerías e institutos de belleza como Elysées Parfums (3, place Clémenceau).

Y para un descanso están los salones de té y pastelerías como Miremont (1 bis, place Clémenceau ) o Dodin (Boulevard du Général de Gaulle, Quai de la Grande Plage ) y chocolaterías o bombonerías como Chocolaterie Henriet (Place Clemenceau).

Pero acaso ustedes prefieran… jugar al golf. En un radio de 30 kilómetros hay más de 12 campos siendo los más exigentes el de Ilbarritz y Chiberta. Pero hay otros muchos, municipales y más sencillos. Toda la información en la web de la oficina de turismo, tourisme.biarritz.fr.

Hace hambre, ¿verdad? Bokado, empresa gastronómica donostiarra de la que forma parte Arzak acaba de abrir delegación en un lugar fantástico, rodeado de leyendas, la playa La Milady. The Milady Beach By Bokado (Rue du Moulin de Chabiauge (0033 559 22 59 41) con su parrilla al carbón y sus tapas empieza a ser ‘The place to be’, ese sitio donde uno debe ser visto. Más aun en Biarriz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos