Un baño entre los dinosaurios

Entre saurios. El rastro de los dinosaurios aparece en cualquier actividad o esquina del Barranco Perdido. :: f. díaz /
Entre saurios. El rastro de los dinosaurios aparece en cualquier actividad o esquina del Barranco Perdido. :: f. díaz

El Barranco Perdido de Enciso invita al público a sumergirse en una aventura prehistórica

Ernesto Pascual
ERNESTO PASCUAL

Hace 120 millones de años, el valle del Cidacos era una zona de lagos y humedales. Con un clima tropical, una fauna muy diferente a la actual se acercaba a ellos para hidratarse y refrescarse. Y quién sabe, quizá a pasarlo bien a la manera de los dinosaurios y reptiles que dominaron la comarca durante millones de años. Los mismos que dejaron sus huellas impresas en las zonas húmedas y que convierten el Alto Cidacos en un referente mundial para la paleontología.

Hoy, mucho, mucho tiempo después, otros seres se acercan hasta Enciso en la aventura de conocer los rastros de aquellos magníficos seres. Y también para divertirse a su alrededor y, ya en verano, a darse chapuzones en su mismo ambiente. Son los cientos de personas que disfrutan de una nueva temporada del parque de paleoaventura Barranco Perdido.

EL DESTINO

Dónde está
Ubicación
En Enciso, en la carretera a Navalsaz, s/n
Cómo llegar
A través de la carretera LR-115 desde La Rioja o Soria o por la LR-286 si viene por Navalsaz
Contacto
941 396080 ó en el correo administracion@barrancoperdido.com
Horario
Hasta el 15 de julio
De martes a domingo de 11 a 20 h.
Del 16 de julio al 2 de septiembre
Todos los días de 11 a 20 horas
Entrada completa
17,95 euros de 4 a 11 años; 23,95 más de 12 años; y 15,95 y 21,95 respectivamente en grupos

Su circuito paleontológico invita a sentirse a visitantes de todas las edades, sobre todo a los pequeños, como un paleontólogo inmerso en la zona con más icnitas del mundo. El circuito multiaventura aumenta entre tirolinas y toboganes esa sensación de arqueólogo que no se pone límites en busca del hallazgo. Su museo cretácico apoya el conocimiento de la referencia de Enciso para el estudio de los dinosaurios desde sus yacimientos como la Virgen del Campo, Valdecevillo o Navalsaz. Y la playa cretácica es el bálsamo donde, entre restos de dinosaurios, darse un chapuzón y continuar la diversión.

En sus circuitos, el público se siente un paleontólogo en plena aventura

Son los argumentos del Barranco Perdido, que se aventura en su temporada de verano con esa apertura de las instalaciones acuáticas y la oferta al completo de su programa de actividades de dinamización y teatralización para todos los públicos. Cuando aprieta el calor, el Barranco Perdido invita a adentrarse en las piscinas de paleontología submarina y la Colina de los Saurios. En esa zona, pozas y cascadas simulan un río en las que los bañistas pueden encontrar fósiles entre sus guijarros y géiseres. Los que más disfrutan, los niños que imaginan su aventura arqueológica.

El parque recibía el verano ampliando su horario de apertura, de 11 a 20 horas de martes a domingo hasta el 15 de julio. Desde el día siguiente, el 16 de julio y hasta el 2 de septiembre, el Barranco Perdido estará abierto al público todos los días de 11 a 20 horas.

Junto a su oferta habitual, el Barranco Perdido amplía sus propuestas durante el verano con espectáculos teatrales en su anfiteatro. Con diseño romano, desde comedias infantiles a musicales se subirán a su escenario. Y siempre con guiños en sus argumentos y canciones a la presencia de los dinosaurios en La Rioja.

Este programa de actuaciones en el anfiteatro se extiende hasta el 2 de septiembre, con diversas citas, que comienzan cada jornada a las 11.30 con Dino y Dini, las mascotas del parque, dando la bienvenida a los asistentes. Con la presencia de estas mascotas, el parque busca incidir en su principal aspecto identitario, los dinosaurios, y potenciar valores creativos, imaginativos y divulgativos sobre los dinosaurios y el propio Barranco Perdido.

Una hora después, a las 12.30, un espectáculo de marionetas ameniza en los merenderos. Tras la comida, Dino acompaña en paseos por la zona del restaurante. Los espectáculos continúan por la tarde, a las 17 horas musical en la zona de barbacoas y a las 18.30 de marionetas en los merenderos. A estos encuentros diarios, el Barranco Perdido programa actuaciones teatralizadas los sábados y domingos de julio, agosto y 1 y 2 de septiembre en el anfiteatro. En las jornadas que no hay actuación teatralizada, Dino y Dini se despiden del público cada tarde a las 19.30 en el anfiteatro.

Sensaciones reales

El circuito de aventura invita a medirse a puentes tibetanos y de equilibrio, pasarelas, redes, obstáculos de paso, tirolinas y su gran tobogán. Desde la Colina de los Fósiles hasta el Laboratorio del tiempo, el circuito paleontológico llama a sentirse paleontólogo. Y todas esas sensaciones se pueden reforzar y convertir en real con las visitas a los yacimientos de icnitas que rodean el Barranco Perdido.

Con opción de disfrutarlas hasta los yacimientos a bordo de un todoterreno 4x4, el parque ofrece desde el 14 de julio dos visitas diarias los fines de semana a las 11 y 13 horas; en agosto, todos los días excepto los viernes a las mismas horas; y los días 1 y 2 una visita diaria a las 12 horas del mediodía.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos