Arte en alta definición

Un moderno David contra Goliat. /
Un moderno David contra Goliat.

La obra de culto del desarrollador japonés Fumito Ueda ha recibido una necesaria puesta al día

JUANJO BILBAO

Trece años después de su estreno en Playstation 2, la obra de culto del desarrollador japonés Fumito Ueda ha recibido una necesaria puesta al día por parte de Blue Point Games.

Tan arriesgado como necesario, este 'remake' ha sido concebido desde cero, es decir, cada piedra, cada brizna de hierba y, por supuesto, cada uno de los 16 'colosos' han sido vueltos a diseñar, otorgando a la versión final un aspecto visual extremadamente cuidado y reluciente que, por supuesto, es el principal atractivo del título.

Gameplay del coloso número 1 'Valus' ::
https://youtu.be/EiBHua7H4J4
Gameplay del coloso número 13 'Phalanax' ::
https://youtu.be/dlsVaGFEGHA

Su mejor rendimiento se produce en un televisor 4K, a 30 frames por segundo y en la versión Pro de la Playstation 4. En estas condiciones, la experiencia visual deslumbra y recorrer la 'Tierra Prohibida' se convertirá en una verdadera delicia. Por contra, la fluidez cae un poco, aunque el modo foto adquiere pleno sentido y constituirá uno de los mayores placeres del juego.

En 'Shadow of the Colossus' encarnamos otra vez a Wander, un joven guerrero que recorre el mundo desesperado porque su amada, Mono, se encuentra en un profundo sueño. No hay medicina ni magia que consiga despertarla de nuevo. ¿O tal vez sí? Para ello nos hará falta la ayuda del demonio Dormin, que nos recibe en su templo y que ofrecerá un trato para recuperar el alma de Mono.

La aventura de Wander se inicia aquí, a lomos de su fiel caballo, Agro, en la 'Tierra Prohibida', una enorme extensión de terreno donde apenas hay vida animal debido a una terrible maldición y que es el territorio que domina Dormin, nuestro conocido demonio que fue castigado sin forma corpórea y cuya alma fue repartida en 16 'formas' llamadas colosos.

Pero salvar a Mono no va a ser nada fácil. Y, sobre todo, tampoco será gratis. Dormin accede a revivir a la joven, pero advierte de que para ello se ha de realizar una titánica misión, derrotar a los 16 colosos.

Estos colosos son criaturas acorazadas y generalmente enormes, con formas humanoides o animales. Sus cuerpos resultan una amalgama de roca, tierra, piel y algunos elementos arquitectónicos, a menudo en ruinas. Habitan en lugares específicos dentro de la 'Tierra Prohibida', y no se aventuran fuera de su territorio.

David contra Goliat

Los combates contra los colosos se convierten en una moderna versión de David contra Goliat, donde deberemos estudiar los puntos débiles de cada uno, los movimientos y su velocidad para ejecutar una estrategia, que afortunadamente en muchos casos, habremos aprendido en el combate anterior.

Afortunadamente Dormin, nuestro interesado aliado, revelará alguna pista para ganar las batallas, tan a priori en desventaja, que tendremos que librar. También nuestra espada será de ayuda, además de para su uso obvio, nos indicará dónde se encuentran aquellos puntos débiles tan necesarios para acabar con estos enormes adversarios.

Una vez derrotados, los colosos permanecerán donde cayeron como un montículo de tierra y roca que se asemeja vagamente al original.

Capítulo aparte merece la banda sonora, aspecto tan asombrosomante cuidado como el apartado gráfico, que suma y mucho en momentos de tensión como cuando estamos a lomos de las bestias jugándonos el tipo.

Exclusivo para Play 4

Shadow of the Colossus constituye, además, el primer título de la apuesta de Playstation por los juegos exclusivos en el 2018. Sin duda, los usuarios de Sony están de enhorabuena al poder disfrutar este año y en exclusividad de títulos como 'God of war', 'Spider-Man', 'Days Gone', 'The Last of Us: Part Two', ' Yakuza 6' o 'Detroit: Become Human'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos