El Angliru desde casa

El Angliru desde casa

JUAN A. SALAZAR

Desgraciadamente, siguen siendo comunes las noticias sobre accidentes con ciclistas afectados en nuestras carreteras. Y es que, hasta el más experimentado ciclista asume un riesgo mayor o menor cada vez que sale a entrenar... hasta por aquella ruta que conoce al dedillo o que recorre todas las semanas.

No es fácil para los corredores, aficionados o no, conseguir unas circunstancias óptimas para el entrenamiento. Muchas veces los impedimentos vienen dados por el frío o la lluvia, otras veces por la dificultad para encontrar compañeros de ruta (lo que hace al ciclista salir solo a la carretera, algo que siempre aumenta el riesgo).

En otras ocasiones, el exceso de tráfico y los inevitables sustos e imprevistos hacen que la relación entre ciclistas y conductores no sea todo lo fluida y respetuosa que debiera ser.

¿Quieres subir el Tourmalet, el Alpe d'Huez, el Mortirolo o el Angliru sin salir de tu salón?

Ante esta situación siempre encontramos la alternativa de la bicicleta de montaña, una disciplina en constante crecimiento, pero si te niegas a dejar de entrenar en tu amada bici de carretera quizá acabas de encontrar lo que estabas buscando.

La firma española Bkool comercializó a finales del 2017 la segunda versión del exitoso rodillo Smart Pro, otro paso más para aprovechar la explosión del ciclismo indoor... con simulador virtual incorporado. El software de Bkool ofrece la posibilidad de mitigar el tedio inevitable de pedalear en el rodillo (y no en la carretera), a la vez que dispone de una gran cantidad de entrenamientos y rutas que harán que te exprimas al máximo.

El simulador

¿Quieres subir el Tourmalet, el Alpe d'Huez, el Mortirolo o el Angliru sin salir de casa mientras compites con otros usuarios en la misma sesión? ¿O prefieres exprimirte en el velódromo para aumentar la potencia en el llano o la velocidad?

Ahora lo tienes en la mano. Tan fácil como descargar el simulador y emparejar el rodillo ya montado con el ordenador. Dicho emparejamiento se realiza mediante el sistema ANT + y bluetooth. Muy sencillo y para todos los públicos. El simulador se descarga directamente de la página web de Bkool. También existe una versión premium (puedes usar la normal) que tiene un coste de 9,99e al mes o 96e al año, aunque con la compra del rodillo tendrás una suscripción trimestral gratuita.

Una vez emparejado con el recién montado rodillo, el simulador ofrecerá infinidad de posibilidades como, por ejemplo, crear sesiones grupales en las que compartir experiencia con ciclistas de todo el mundo, mientras se crea una clasificación por puntos en función de los puestos finales. Obviamente, no hace falta decir que el rodillo es sensible al desnivel que se está atravesando en el simulador, hasta un máximo de un 20% de desnivel positivo.

Asimismo, además de las rutas predeterminadas, los usuarios también pueden subir rutas en las que podrás participar coincidiendo con determinados eventos (por ejemplo, ahora mismo están disponibles diariamente etapas del Giro de Italia y de la Titan Desert).

Además de machacarte en rutas y etapas, el simulador incorpora la posibilidad de elegir clases de ciclismo indoor, algo así como clases virtuales de spinning, la mayoría de una duración de 45 minutos. Y si todas estas posibilidades no se ajustan al entrenamiento que deseas, siempre puedes personalizarlo mediante unos workouts.

El rodillo

En cualquier caso, el rodillo de Bkool sorprende por la facilidad de su montaje, lo ajustado de su peso y por el reducido espacio que ocupa en casa. Incorpora unas rejillas de ventilación laterales cuyo objetivo es reducir el ruido, incluso a las cadencias de pedaleo más altas, y para aquellos que sean novatos en la práctica del rodillo y quieran disipar dudas, la sensación de estabilidad es total, sin riesgos de caídas hasta cuando estemos exprimiéndonos al máximo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos