La Rioja

Retrato de la maldad

Jonan (Librado) acompaña a la vehemente inspectora Salazar (Etura) durante la investigación en el bosque del Baztán.
Jonan (Librado) acompaña a la vehemente inspectora Salazar (Etura) durante la investigación en el bosque del Baztán.
  • 'El Guardián Invisible', un thriller policíaco unido a una historia familiar de secretos y a la mitología vasca

El navarro Fernando González Molina (‘Tres metros sobre el cielo’, ‘Palmeras en la nieve’) dirige otra adaptación de una novela de éxito, en este caso la primera de la llamada Trilogía del Baztán, firmada por Dolores Redondo. Marta Etura se pone en la piel de una inspectora que investiga la muerte de una adolescente en la primera incursión en el thriller de este director.

¿Fue difícil este cambio de registro?

–No fue especialmente difícil porque básicamente lo que he hecho es contar la historia que queríamos contar. ‘El guardián invisible’ ya en la novela tenía una arquitectura de género negro. Simplemente he seguido las indicaciones de la trama.

¿Cuántos géneros abarca?

–Es una historia con muchas capas, con muchos elementos en su discurso. Es un thriller policíaco, que esconde un drama familiar muy potente y también una historia de mitología y creencias sobrenaturales que tiene mucho que ver con el País Vasco.

¿Siempre tuvo claro que Marta Etura sería la protagonista?

–Nunca tienes nada claro porque buscas y buceas en la realidad. Marta fue una propuesta de las directoras de casting e hizo una prueba increíble. Como fue la primera tuve inseguridad y decidí ver a muchas más actrices, para al final acabar volviendo a Marta. Ella tiene esa mezcla de carácter del norte combinado con ese toque de mujer doliente que necesitábamos para el personaje.

¿Quería que fuera una película centrada en los personajes femeninos?

–Es una película en la que las protagonistas son claramente las mujeres. Presenta el matriarcado en tres generaciones, el personaje de Marta, sus hermanas, su tía, su abuela... Los personajes femeninos están en primera línea. Los hombres en este caso están un paso atrás, a la sombra de estas mujeres. Ese carácter fuerte es algo que tiene mucho que ver con las mujeres del País Vasco.

Las novelas de Dolores Redondo cuentan con más de 1.000.000 lectores, ¿cuál cree que es el secreto de su éxito?

–Son muchos. Una historia que te atrapa con elementos que tienen mucho que ver con nosotros pero que a la vez se entienden en todo el mundo. Luego la mezcla de géneros, el elemento procedimental, policíaco, de novela negra, unido al retrato del matriarcado vasco, a esa historia familiar de secretos, a todo el elemento sobrenatural de la mitología vasca, hace una historia apetecible y adictiva, que engancha de una novela a otra. También hace un retrato poderosísimo de la maldad. En último término todo eso se condensa en el personaje de Amaia Salazar. Creo que es un personaje clave en la literatura negra española que va a perdurar durante muchos años.

Universo poderoso

Es un libro de cuatrocientas páginas con muchos personajes secundarios ¿costó realizar la adaptación?

–No es más larga ni más complicada que ‘Palmeras en la nieve’. Las novelas de Dolores tienen una identidad muy literaria pero también muy cinematográfica. El hecho de que sea tan atmosférica y juegue tanto lo visual, los lugares, los elementos climatológicos... hace que eso tenga una transición muy apetitosa para el cine. Hemos prescindido de cosas, como en todas las adaptaciones, pero creo que es profundamente fiel para los que han leído la novela y a los que no la han leído les abre las puertas a un universo muy poderoso. La gran dificultad ha sido respetar este equilibrio entre todos los elementos.

Cuenta que fue un rodaje complicado

–Tenía todos los elementos que los directores de producción de las películas te dicen que elimines de los guiones: de noche, bajo la lluvia, en lugares inexpugnables y de difícil acceso, muchos efectos especiales, trabajo con niños... Es el rodaje más incómodo de todos los que he tenido. Hemos sufrido un poco en nuestras propias carnes lo que ha sufrido la protagonista.

¿Tiene voluntad de rodar la trilogía?

–La voluntad de todos desde el principio ha sido rodar las tres películas. Si el público responde las haremos. Estamos en fase de desarrollo del guión. No sé cuándo exactamente, pero esa es nuestra intención.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate