La Rioja

NAVARRA

Fernando González Molina es navarro y cuando le preguntamos si le hizo especial ilusión contar una historia que se desarrolla en Navarra fue rotundo: «¡Claro que sí! Al final soy un emigrante en Madrid y he rodado en otros lugares. Si en todas las películas pones el alma y el corazón, en ésta he intentado ponerlo más que nunca para que la gente de Baztán y Elizondo pudiera sentirse orgullosa de ella». El director comenta que vieron «la película en Baluarte con 1.500 personas y fue muy vibrante. Es una película con una identidad claramente del norte» .

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate