La Rioja
Leire Martínez, cantante de La Oreja de Van Gogh. :: j.p.f.
Leire Martínez, cantante de La Oreja de Van Gogh. :: j.p.f.

«En nuestros conciertos la gente pasa por distintos estados emocionales»

  • La Oreja de Van Gogh actúa esta noche en Riojafórum dentro de la gira de su nuevo disco, 'El planeta imaginario'

  • Leire Martínez Cantante

El grupo de pop donostiarra La Oreja de Van Gogh actúa hoy en Riojafórum a las 20.30 horas. Hablamos con su cantante, Leire Martínez sobre su nuevo disco y la gira de presentación.

-Nuevo disco, 'El planeta imaginario' (noviembre del 2016, Sony) y gira. ¿Qué balance hace de estos últimos meses?

-Estamos felices porque va todo muy bien. Llevamos poco tiempo, un par de meses, y acaba de arrancar la gira pero las sensaciones son buenísimas, el 'feedback' que nos llega de la gente sobre el disco es increíble. Evidentemente, ya no te puedes parar a mirar las cifras de ventas de discos porque es irrisorio, pero para nosotros es muy decisivo el tema de la gira, de las fechas, de ver que los sitios se llenan. Nos quedamos con esto, que es superpositivo.

-¿Cómo está recibiendo la gente los nuevos temas en directo?

-Alucinantemente bien. Nos sorprende cómo los cantan, casi por encima del resto.

-¿Qué supone este disco para La Oreja de Van Gogh respecto al resto de trabajos?

-Cada disco es importante. No lo ubicaría ni por encima ni por debajo de otros. Cada álbum por separado tiene su valor y su lugar.

-¿Qué destacaría a nivel compositivo de este álbum?

-Creo que este disco es quizá el más emocional, el más profundo. También tiene que ver con los años que van pasando, tanto de carrera que son veinte años de grupo ya, como de los que cumplimos. Tu perspectiva de la vida no es la misma con veinte años que con cuarenta. Las cosas cambian, el amor cambia, en general tu visión del mundo, de la vida, de la gente es distinta y creo que eso se refleja en el disco.

-¿Cómo funciona La Oreja de Van Gogh en estudio?

-Para nosotros es una forma de funcionar muy interiorizada, nos resulta lo más natural posible. El disco se hilvana en el local de ensayo. De echo el productor viene a San Sebastián antes de ir al estudio de grabación. Con él se miran las canciones, se arreglan y, una vez que creemos que la idea está prácticamente acabada, entonces entramos al estudio. Primero se graban las bases (batería, bajo, tema rítmico) y luego vamos añadiendo, guitarras, teclados y voces. Así hasta que cerramos las canciones.

-Han pasado cinco años desde el anterior trabajo ¿por qué tanto tiempo?

-Ha formado parte de un ciclo natural. Para nosotros no son cinco años de inactividad porque en este tiempo hemos estado tres años con una gira, con un proyecto que se llamaba Primera Fila. No era un disco de estudio como tal pero sí incluía cuatro canciones inéditas grabado en directo en México. Hemos recorrido quince países de latinoamérica. Por eso nuestra percepción del tiempo no han sido esos cinco años. Terminamos Cometas por el Cielo (disco, promoción, gira) y nos metimos de lleno en Primera Fila. Al finalizar este proyecto iniciamos otro con 'El Planeta Imaginario' con el que estamos ahora y que nos ha llevado unos dos años desde que se inició el proceso de composición.

-Han llenado todos los conciertos por ahora, incluso con todas las entradas vendidas en seis de los nueve celebrados hasta la fecha. ¿Esperaban este éxito?

-Nunca sabes. Éramos conscientes de que, aunque para nosotros la percepción era la de no haber parado de hacer cosas, en España la sensación era de que habíamos estado cinco años 'out'. Teníamos dudas de ver qué pasaba, cómo respondería la gente. Pero bueno, estamos superagradecidos y disfrutando un montón.

-¿Cómo preparan una gira como ésta de 'El planeta imaginario'?

-Para nosotros más o menos todas las fases son parecidas porque todo se centraliza en el local de ensayo de San Sebastián y metiendo horas. Primero hay que decidir el repertorio. Ver qué canciones se tocarán en directo y cuáles se quedan fuera es fundamental. Piensa que son ya siete discos de estudio y algún tema tiene que quedar fuera. Tampoco puedes basarte únicamente en el último disco. Hay que buscar un equilibrio. Lo más importante es la decisión del repertorio y en base a esto ver qué necesidades tiene cada canción y ensayarlas mucho.

-¿Qué va a ofrecer La Oreja de Van Gogh en el concierto de hoy en Riojafórum de Logroño?

-Generalmente los conciertos no son muy distintos de una ciudad a otra. A veces hay sorpresas y pequeños matices que cambian por no hacerlos todos iguales. Hay una base que se mantiene y en Logroño... no quiero desvelar mucho porque prefiero que sea sorpresa para la gente que venga a vernos. Pero será un concierto de más de dos horas, casi dos horas y media; con un equilibrio entre temas nuevos y conocidos de la banda, con momentos más tranquilos y otros para bailar. Buscamos que haya de todo y la gente nos transmite que durante la actuación pasa por distintos estados emocionales, desde el llanto, incluso, en algún momento hasta el disfrute bailando y cantando.

-Han tocado en todo tipo de recintos, ¿qué prefieren?

-Cada recinto tiene su característica pero la realidad es que por eso cada uno resulta especial y único a la vez. Nos gustan todos. En salas de fiestas y espacios grandes el público se mueve más y se muestra más eufórico. En sitios en los que están sentados, disfrutan de otra manera, centrados, sintiendo cada cosa que ocurre en el escenario, además eso no impide que se levanten y bailen que es lo que viene pasando en nuestros conciertos.

-¿Cuando llegó a la banda le costó adaptarse?

-Son ya nueve años y a día de hoy la sensación no tiene nada que ver. Al comienzo sentí mucho miedo porque te cambia la vida, de repente te conoce todo el mundo. Da un poco de vértigo pero sentí la seguridad suficiente para tirar adelante ayudada por mis compañeros.

-¿Imaginaba terminar así después de participar en el programa de televisión Factor X?

-No formaba parte de mi quiniela.

-¿Le ayudó el programa a llegar a La Oreja de Van Gogh?

-La televisión tiene el poder de introducirte en la casa de mucha gente. En este caso los chicos estaban de gira y no vieron el programa pero bueno, alguien lo vio para que les hablaran de mí.

-¿Qué proyectos de futuro tienen?

-El 2017 será un año repleto de conciertos en España, Latinoamérica y Estados Unidos. En el 2018 continuaremos con lo que venga. Nuestra intención es seguir contando historias. No nos faltan las ganas de hacer música.

-¿Algún mensaje para el público que vaya a Riojafórum?

-Que tenemos muchísimas ganas de ir a Logroño, creo que desde que estoy yo es la primera vez. La verdad es que me apetece un montón. Durante una época corta de mi vida trabajé para Zara como escaparatista y me tocaba cubrir la zona de Logroño, Pamplona y Zaragoza. Cuando acudía a las tiendas de Logroño me gustaba mucho ir por la calle Laurel, los champiñones del Soriano...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate