La Rioja

Amor en la miseria

Theron y Bardem transportan material de ayuda durante una escena de la película.
Theron y Bardem transportan material de ayuda durante una escena de la película.

Tras la interesante 'Hacia rutas salvajes', Sean Penn vuelve a la dirección con un drama humano aderezado con una historia de amor. 'Diré tu nombre' se acerca a un tema candente, los campos de refugiados, que refleja el compromiso de su realizador frente a los problemas del mundo. En su vida personal el actor y cineasta se ha distinguido por sus actos de apoyo a las víctimas del Katrina o del terremoto de Haití. En esta ocasión nos lleva a África Occidental para mostrarnos un romance entre dos activistas, un médico español y la directora de una ONG, con los conflictos que les rodean como telón de fondo. Los intérpretes encargados de encarnar a los protagonistas son de renombre: Charlize Theron y Javier Bardem.

Sus personajes se conocen durante una misión en Liberia. Al principio sus caracteres chocan pero poco a poco empiezan a sentirse atraídos. Las situaciones trágicas que tienen lugar a su alrededor y el descubrimiento de ciertos secretos de su vida anterior pondrán en peligro la relación. El trasfondo de esta trama amorosa pone sobre la mesa graves problemas actuales como los recursos de agencias de ayuda de Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos o Médicos sin Fronteras.

Bardem, activista y defensor de los refugiados, se interesó enseguida en participar en el filme. En 2012 coprodujo y protagonizó 'Hijos de las nubes: la última colonia', un documental sobre las consecuencias de la ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos. Al parecer, él propuso a Charlize Theron, otra actriz con conciencia humanitaria que puso en marcha una ONG para ayudar a los huérfanos de Sudáfrica.

A la altura

Theron da vida a la hija del fundador de una de estas instituciones que teme no estar a la altura del trabajo de su padre. La trama toma como punto de partida la crisis actual de Sudán, situando al espectador en un campamento de la ONU que acogió por primera vez en su historia a desplazados internos. Desde ahí viaja hacia atrás en el tiempo hasta 2003 para mostrar las guerras civiles de Sierra Leona y Liberia. El campamento de refugiados, una de las localizaciones clave, fue meticulosamente recreado por el equipo de la película para que fuera realista en su aspecto y dimensiones. En algunas de las escenas llegaron a participar más de mil extras.

El reparto incluye otras caras conocidas como las de Jared Harris ('Mad Men') y los franceses Jean Reno y Adèle Exarchopoulos (protagonista la recomendable 'La vida de Adèle').

«Leer el guion me hizo sentir tanta rabia por las atrocidades que relata que no tuve otra opción que participar en la película. Además, que se acerque a ellas desde el enfoque de una historia de amor hace que sea una historia única», explicó Javier Bardem en la rueda de prensa en Cannes, donde el filme fue recibido entre risas y abucheos y calificado por varios medios como la peor de las cintas dirigidas por Sean Penn.

Las buenas intenciones del filme no han sido suficiente para que la crítica especializada aprecie la trama romántica entre los protagonistas o la estética empleada por el realizador, que muchos comparan con los momentos más manieristas del cine de Terrence Malick.