La Rioja

Sombras mortales

Sombras mortales
  • El fantástico 'Dishonored' regresa con una secuela en la que presume de ambientación e historia mientras se mantiene como uno de los mejores juegos de sigilo

Los videojuegos, como el cine y otras artes, han ido evolucionando con los años, incorporando nuevas técnicas narrativas para convertirlos en experiencias cada vez más absorbentes. Muchas de las mecánicas que se ven hoy y que pueden parecer obvias fueron en su día grandes innovaciones. Un buen ejemplo de ello es el sigilo, con títulos dedicados en cuerpo y alma a esta técnica que reta al jugador a superar cada fase sin ser detectado. Ya sea haciendo uso de su entorno o de diferentes artilugios y herramientas (o una combinación de ambas), lo cierto es que los juegos de sigilo siempre han contado con un plus para involucrar al jugador en la acción. Uno de los mejores ejemplos para comprobarlo es el magnífico 'Dishonored', el cual recibe ahora una secuela con la que duplica posibilidades con una dupla protagonista para volver a alzarse como uno de los reyes del género.

El sigilo llegó de la mano de un juego de 1981 titulado 'Castle Wolfenstein' en el que el jugador debía encarnar a un soldado del bando aliado en la II Guerra Mundial. Su objetivo: huir de la prisión nazi y desbaratar los planes del enemigo. Sin embargo, es imposible entender este tipo de géneros sin la saga 'Metal Gear Solid', obra del japonés Hideo Kojima, que nació en 1987. Se trata de una franquicia que ha creado escuela, con grandes discípulos como 'Splinter Cell'.

No obstante, en los últimos años no había nacido ningún título que no solo sorprendiese a los amantes de las sombras, sino que ofreciese una vuelta de tuerca para refrescar el género. Ese hueco lo llenó precisamente 'Dishonored', obra del estudio afincado en Lyon 'Arkane Studios'. Una nueva franquicia que llegó sin hacer mucho ruido (nunca mejor dicho) y que sorprendió a crítica y público por su fantástica ambientación y su propuesta innovadora.

Nuevo reto

En él, los jugadores encarnaban a Corvo, un misterioso morador de las sombras que sufre una inesperada traición. Con sus habilidades especiales y su perspectiva en primera persona el título supuso un nuevo reto a los amantes del sigilo y muchos eran los que esperaban una secuela que ha sabido estar a la altura. En 'Dishonored 2' los usuarios tendrán a su disposición dos protagonistas a elegir. Por un lado, el conocido Corvo, protagonista de la primera parte; por otro, Emily, hija del antihéroe, más joven e impulsiva pero igual de mortífera. En esta nueva aventura deberán recuperar el trono y derrotar a la misteriosa usurpadora que quiere someter el imperio bajo su yugo.

Para la ocasión el título estrena una nueva localización: Karnaca, una tierra situada en el sur y que acompaña como escenario de la aventura a Dunwall, urbe que servía de escenario en la primera entrega. Con un sobresaliente trabajo artístico, con más de 70 diseñadores trabajando, la nueva región respira vida y supone un cambio de aires ideal para los aficionados. Por supuesto, regresan las técnicas sobrenaturales de ambos personajes, que permite a los usuarios optar por la acción más directa o por el sigilo más absoluto.

Las múltiples posibilidades se ven multiplicadas por el tándem protagonista. A ello hay que sumarle un nuevo arsenal y un apartado artístico que rezuma el estilo neovictoriano tan característico de la saga, con una atmósfera 'steampunk' que le viene como anillo al dedo para volver a hacer de la inmersión en las sombras todo un arte y una delicia. Imprescindible para cualquier aficionado a las aventuras de acción y el sigilo.

El galardonado 'Hearthstone', juego de cartas ambientado en la franquicia World of Warcraft de Blizzard, lleva un ritmo imparable y además de posicionarse como uno de los títulos estrella de los deportes electrónicos (e-sports), sigue creciendo, ahora con una nueva expansión, la cuarta ya, titulada 'Mafias de Gadgetzan'. En ella los jugadores se encontrarán con 132 nuevas cartas y una novedad muy especial: los naipes comunes a tres tipos de clase. Ello sumado a las nuevas mecánicas ofrece un nuevo mundo de posibilidades para un juego que se antoja eterno.

En plena época de crímenes cibernéticos, robos de datos y demás titulares protagonizados por hackers, el estudio Ubisoft lanza la secuela del ambicioso 'Watch Dogs', juego de acción y mundo abierto con un sinfín de posibilidades para interactuar con su mapa a través de la tecnología. El brillante diseño de todos los escenarios, basados en San Francisco, abre un enorme abanico de posibilidades para esta fantástica aventura de acción única en el mercado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate