La Rioja

Rincón y Cortado limpian su fama

Santiago Molero y Rulo pardo son Pedro del Rincón y Diego Cortado en el 'Rinconete y Cortadillo' de Sexpeare. ::
Santiago Molero y Rulo pardo son Pedro del Rincón y Diego Cortado en el 'Rinconete y Cortadillo' de Sexpeare. :: / L.R.
  • Santiago Molero y Rulo Pardo rehabilitan con humor y sátira a los dos pícaros de la novela ejemplar buscando «saldar cuentas» con Cervantes

  • Sexpeare representa en el Bretón el 'Rinconete y Cortadillo' de Alberto Conejero

«... Y les sucedieron cosas que piden más luenga escritura; y así, se deja para otra ocasión contar su vida y milagros, con los de su maestro Monipodio, y otros sucesos de aquéllos de la infame academia, que todos serán de grande consideración y que podrán servir de ejemplo y aviso a los que las leyeren». Dejó Cervantes al lector de sus Novelas ejemplares (1612) con ganas de más aventuras de 'Rinconete y Cortadillo' y llega hoy al fin el día de ver qué fue de aquellos dos pícaros. Pedro del Rincón y Diego Cortado, lejos ya de mocedades, andan buscando al que aireó sus fechorías inconfesables para rehabilitar su fama en la versión del clásico cervantino que Alberto Conejero ha escrito para Santiago Molero y Rulo Pardo. La inigualable compañía Sexpeare regresa así al Bretón (20.30 h.) con su mayor éxito.

«Ese final abierto, misterioso y provocador es nuestro punto de partida -explican haciendo referencia a esas últimas líneas del original-. ¿Qué ocurrió con Rinconete y Cortadillo después del éxito de esta novelita ejemplar? En nuestra obra, los verdaderos Pedro del Rincón y Diego Cortado quieren ajustar cuentas con Cervantes por haber publicado a sus espaldas un episodio fugaz de sus vidas pero que les ha condenado por siempre a responder a la imagen de pícaros. Un éxito de juventud del que nunca se pudieron recuperar. Como el Gordo y el Flaco o los Pecos, Rinconete y Cortadillo están condenados a seguir juntos para sobrevivir. Pero quizá ahora ha llegado la ocasión de limpiar su nombre».

Ya maduros y machacados por la vida, se presentan en la Corte durante el sepelio de Felipe III para intentar que el nuevo Rey, Felipe IV, prohíba la difusión de la novelilla de Cervantes que, según ellos, ha falseado sus vidas. Retenidos como alborotadores, van repasando los tumbos de su existencia.

El brillante dramaturgo jienense Alberto Conejero, autor de la exitosa y magnífica 'La piedra oscura', demuestra en esta ocasión que su talento también se despliega en la comedia, alternando el particular sentido del humor y la crítica que caracterizan a Sexpeare. Molero y Pardo llevan veinte años haciendo teatro a pecho descubierto con obras surrealistas, en unos casos, en otros, incendiarias, como 'Sexpearemente', en la que mezclaban Shakespeare y Lorca con un grito desesperado y revolucionario por renovar la escena sin morir de hambre en el intento.

Ahora, dirigidos por Salva Bolta, no han querido olvidarse de don Miguel, otro loco como ellos. «'Rinconete y Cortadillo' -dicen- es una comedia sobre la picaresca, la amistad, la lucha entre la realidad y la ficción y sobre los parias con los que Cervantes dio paso a la modernidad». Sexpeare, ahora en plan 'Sexvantes'.