La Rioja

Yllana despide hoy y mañana Cómicos con  'The Gagfather'.  :: yllana
Yllana despide hoy y mañana Cómicos con 'The Gagfather'. :: yllana

«Yllana habla del ser humano, por eso llegamos tanto al público»

  • Juanfran Dorado | Actor de Yllana

  • La compañía de humor gestual pone este sábado con 'The Gagfather' el colofón a la XVIII Muestra Nacional Cómicos de Alfaro

En el 2008, la Muestra Nacional de Teatro Cómicos de Alfaro nombró a Yllana su 'compañía fetiche'. Era el sello a una relación por la que la hilarante compañía de humor gestual ha estado presente en casi las dieciocho ediciones de Cómicos. La Muestra alfareña llega a su conclusión hoy sábado por la noche. Y lo hace, desde las 22.30 horas en la sala Florida, con la marca Yllana en 'The Gagfather', un homenaje al cine negro.

¿Qué esencia comparten Cómicos e Yllana para que casi nunca falten a la Muestra alfareña?

Tendrá que ver con el bagaje de Yllana de llevar 25 años yendo por todos los pueblos, repitiendo en cada pueblo, dando calidad, dejando al público satisfecho, agradecido, como sinónimo de carcajada y de oficio cómico. Yllana es un referente internacional del humor gestual. Se aprecia el humor, sin palabras y lo gamberros que podemos ser. Más que un grupo, Yllana es una marca.

Yllana tiene un público fiel. ¿Se sienten unas rock stars?

Después de 25 años, cuando vamos a un lugar donde no ha estado Yllana, el público siempre dice que es el espectáculo que más le gusta. Una vez que estamos ahí, ponemos la bandera. Y a partir de ahí, siempre repetimos y volvemos a repetir. Hoy, tenemos 25 espectáculos para llegar a los diversos lugares. Cuando vamos a un lugar en el que ya hemos estado, más si es desde los inicios, van los padres y los hijos a la función y rememoran todos los números y espectáculos. Cuando te lo cuentan, es emocionante. Somos una factoría del humor. Y nuestro producto es la carcajada.

Regresan a Cómicos, esta vez con 'The Gagfather'. ¿Cómo surge la inquietud por este montaje?

Hemos tocado muchos palos. Y todos los que abordamos, acaban poniéndose de actualidad, como 'Brokers', tras el que llegó la crisis; 'Chefs' antes de la moda por la gastronomía... Habíamos hecho ya códigos cinematográficos como 'Farwest' o 'Zoo'. Y faltaba uno sobre la mafia y el cine negro, con todos los referentes que tiene para hacer humor.

Como novedad, se adentran en el lenguaje de máscaras.

Planteamos que los malos fueran con máscaras, pues las máscaras de payasos son muy cinematográficas. Y justo ahora, se han puesto de moda para asustar a la gente. Pero nosotros las utilizamos para asustar de risa.

¿Cómo se hace humor gestual detrás de una máscara?

Nos quita expresividad facial, pero la máscara tiene mucho poder. Y nos permite juego de movimientos, de sonidos... Y nos permiten desdoblarnos en varios personajes, en jugar sobre quiénes son los más torpes, los más malos... y todo en código Yllana. Nos ponemos una máscara, pero la esencia Yllana va saliendo por los ojos, por la boca, por las manos... Sigue siendo una puesta en escena igual de gamberra.

¿Cómo se complementan las artes del cine y el teatro en la obra?

Buena parte de nuestro imaginarium viene del cine y de la literatura negra. El espectador va a ver una historia. Los primeros espectáculos de Yllana eran sketches. En 'The Gagfather' van a ver una historia cómica, con sketches que van contando la historia. Quizá no sorprenda, ¡pero la contamos sin palabras!

En ese guión de cine negro de los 50, también habrá alguna escena que nos muestre este siglo...

Tiene sus gags atemporales, porque el soborno va a estar en el siglo XIX y en nuestros días. Eso se plasma porque Yllana habla siempre del ser humano. Y eso es contemporáneo. Si no, no llegaríamos tanto al público... que siempre participa con nosotros en todas nuestras funciones.