La Rioja

Belleza en el asfalto

Belleza en el asfalto
  • El estudio Playground aúna como pocos la belleza visual con la jugabilidad en la tercera entrega de la saga de conducción 'Forza Horizon', ambientada en Australia

A veces es complicado coger las riendas de una franquicia querida y respetada por los aficionados y darle una vuelta de tuerca tal que termina en 'spin-off'. Con este término se conoce en la jerga de la industria a aquellas sagas nacidas del corazón de otra, que toma ciertos elementos pero ofrece un tipo diferente de juego, ya sea cambiando las mecánicas jugables, el enfoque o directamente el género. Un buen ejemplo de ello es 'Halo Wars', 'spin-off' como juego de estrategia de la saga de disparos en primera persona 'Halo'. Otro buque insignia de Microsoft, la marca de conducción 'Forza Motorsport', dio lugar hace cuatro años a la subsaga 'Forza Horizon', cuya tercera entrega es una lección magistral de cómo se deben gestionar este tipo de proyectos.

Los 'spin-off' no sustituyen a la saga original, sino que conviven con ella, normalmente con lanzamientos planificados para que con regularidad haya un juego bajo el mismo nombre en circulación. Cuando surgió 'Forza Horizon' (Xbox 360, 2012), muchos aficionados fruncieron el ceño, recelosos del cambio radical que suponía el título con respecto a la saga de la que es fruto. Esta no era otra que uno de los mejores simuladores de conducción del mercado, y es que 'Forza Motorsport' es una oda al automovilismo que opta por el máximo realismo. La oferta de 'Horizon', sin embargo, era bien diferente, optando más por el tipo de juego de coches que se decanta por el espectáculo y un manejo más asequible.

Por otro lado, también incluía la novedad del mundo abierto, al estilo de otros juegos como 'Test Drive Unlimited' (2006). De hecho, el santo y seña de 'Forza Horizon' es precisamente la simbiosis que se produce entre el escenario y la jugabilidad, ofreciendo un nivel de belleza que se ve potenciada por la libertad que tiene el usuario. La primera entrega estaba ambientada en Colorado y la segunda, en la Costa Azul. En esta ocasión, 'Forza Horizon 3' apuesta por los bellos paisajes de Australia para ofrecer el capítulo más espectacular de todos, con una gran cantidad de detalles que incluso pueden llegar a distraer del verdadero propósito del título: las carreras.

Como no podía ser de otra forma, esta última entrega vuelve a ofrecer el estilo de juego que introdujo el primero: carreras callejeras por lugares de ensueño. La excusa para llevarlas a cabo siempre ha sido un festival de conducción con participantes de todo el mundo. Dicha celebración era el pilar argumental del título, y el jugador se convertía en un competidor más. Sin embargo, con un pequeño giro de guion, 'Forza Horizon 3' ha conseguido ofrecer un gran puñado de novedades. En esta ocasión los usuarios pasarán a ser jefes del festival, lo que implica que podrán crear a su gusto todas las pruebas.

Esto aumenta de manera exponencial la libertad que ofrece el título, ya no solo en la posibilidad de recorrer las playas, bosques y praderas australianas, sino en poder hacerlo al gusto de cada uno, cambiando desde la meteorología, el momento del día o el tipo de coche a utilizar. Esta opción permite además disfrutar de las configuraciones de otros jugadores, lo que convierte 'Forza Horizon 3' en un título prácticamente infinito. Además, regresan modos clásicos como el multijugador 'on line' o la posibilidad de completar en cooperativo el modo principal. La libertad que ofrece, unida a su adaptabilidad a cualquier tipo de jugador, hacen de 'Forza Horizon 3' la consagración definitiva de una subsaga que, a base de buen hacer y trabajo, se ha ganado el corazón de los amantes del asfalto en Xbox.

El gran líder del fútbol virtual, 'FIFA', no quiere perder el trono que conquistó en su día. Por ello, con su última entrega, 'FIFA 17', ha decidido apostar por las novedades de peso y huir de la monotonía en la que puede caer cualquier franquicia anual. En esta ocasión, además de las nuevas mecánicas y un apartado visual renovado y más espectacular, de esta entrega destaca El Camino, modalidad narrativa que permite al usuario vivir de primera mano la trayectoria de un jugador desde sus pinitos con el deporte rey hasta su incursión en el estrellato.

Los responsables del erizo más famoso de la historia, Sonic, son conscientes de que no todos los grandes personajes cumplen 25 años. Para este aniversario tienen entre manos varios proyectos, y el primero es 'Sonic Boom: Fuego y Hielo'. En esta ocasión, el mamífero azul y sus amigos deben derrotar al villano D-Fekto. La gran novedad es la posibilidad de manipular el fuego y el hielo que multiplica las habilidades de los protagonistas, tanto si se juega a explorar con calma el escenario o a batir récords de velocidad.

Howard Cruse despuntó en los ochenta como referente del cómic underground norteamericano por su defensa de los derechos de la comunidad homosexual. A lo largo de los años ha recibido numerosos reconocimientos en prestigiosos certámenes, como Eisner, Harvey o Angoulême. Esta obra con tintes autobiográficos está ambientada en los sesenta, cuando la sociedad estadounidense sufría una profunda segregación racial y la movilización social afloró.

En 1978 tuvo lugar el combate de boxeo más insólito de todos los tiempos, el que enfrentó a Muhammad Ali contra Superman en las páginas de un cómic. Esta peculiar pelea enfrentó a ambas leyendas en un cuadrilátero a través de una surrealista trama en la que una invasión alienígena se decidiría sobre un ring. Una alocada propuesta cargada con el desparpajo de la estrella del deporte y el espíritu de aquellos años, que rápidamente se convirtió en un clásico superventas.