La Rioja

La sierra riojana en cinco líneas

Casi tres cuartas partes de la Comunidad de La Rioja es sierra. Estas zonas altas ocupan un vastísimo territorio, ahora escasamente poblado, pero que vivió un pasado floreciente. Su antigua pujanza económica se palpa en una riqueza patrimonial y cultural que adorna un paisaje ya de por sí hermoso. La Rioja Turismo ha puesto en marcha el Serranobús, un nuevo producto turístico que, desde mañana y a lo largo de los sábados 15, 22 y 29 de octubre y 5 de noviembre, aproximará al visitante en autocar a los municipios y rincones más emblemáticos de los Cameros y las Siete Villas, el corazón de la sierra riojana. La iniciativa contempla cinco rutas diferentes, en cada una de las cuales se visitarán las tres localidades más sobresalientes de ese entorno. El Serranobús sigue la estela de antecesores como el Vinobús o el Dinobús y acercará a los participantes a estos lugares de interés para que descubran la sierra riojana desde una vertiente múltiple. No sólo se incidirá en los elementos patrimoniales o en los recursos museísticos; sino que se paseará por calles, se conocerá el día a día de estas poblaciones por boca de sus alcaldes o de los representantes de las distintas asociaciones locales. También se dará a probar la gastronomía típica, se visitarán espacios que preservan oficios y se divulgarán las tradiciones de los Cameros y las Siete Villas. En suma, «queremos promocionar turísticamente esta zona, ya que el turismo constituye un elemento muy importante para fijar población, y vivir experiencias únicas», destacó el director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés, durante la presentación del Serranobús. Salida y billetes Este autocar viajero echa a andar mañana a las 10 horas de la Oficina de Turismo en Logroño (Escuelas Trevijano, calle Portales 50). Cada salida cuenta con una capacidad máxima de 19 plazas, por lo que conviene reservar los billetes con anterioridad en http://experiencias.lariojaturismo.com o bien en la propia Oficina de Turismo. El precio de cada excursión es de 25 euros por persona e incluye almuerzo. El regreso a la capital riojana está previsto en todos los itinerarios entre las 20 y las 21 horas. El Serranobús comienza mañana su periplo por la sierra con una ruta por Canales de la Sierra, Villavelayo y Mansilla, en la que el participante admirará soberbios ejemplos de arquitectura serrana y rescatará la memoria del viejo pueblo de Mansilla de la Sierra antes de que quedara anegado por las aguas del pantano que lleva su nombre. El 15 de octubre, el destino será Brieva de Cameros, Ortigosa y El Rasillo. Este itinerario rememorará la historia de la familia que fundó la multinacional asturiana Duro-Felguera y escuchará el pálpito de esta tierra desde el interior de las cuevas ortigosanas. El recorrido del 22 de octubre conducirá a Ventrosa, Viniegra de Abajo y Viniegra de Arriba, donde caminar entre bellos ejemplos de arquitectura popular e imponentes casas de indianos. Torrecilla en Cameros, Villoslada y Lumbreras saldrán a recibir a los visitantes el próximo 29 de octubre. La capital de los Cameros les mostrará el centro dirigido a estudiar y recordar el fenómeno de la emigración riojana y el espacio dedicado al ilustre torrecillano Práxedes Mateo Sagasta. Villoslada de Cameros les sorprenderá con el entorno privilegiado del Parque Natural Sierra de Cebollera y Lumbreras les invitará a pasear por sus calles empedradas, por las que si se anda con la mirada atenta en el entorno se entiende la historia de un pueblo en el que la trashumancia, el pastoreo y las atalayas han forjado el carácter de sus gentes. La última ruta, la del 5 de noviembre, recorrerá el Camero Viejo para hacer parada en Laguna, San Román y Soto. Durante este trayecto, además de interiorizar la historia de varios de los benefactores de la zona, el viajero del Serranobús tendrá ocasión de degustar algunas de las exquisiteces de este área, como el queso artesano y los tradicionales mazapanes de Soto. Y así, en cinco líneas y con algunos kilómetros a las espaldas, los participantes en esta experiencia se aproximarán al impresionante legado cultural y natural que custodian las zonas altas de La Rioja, muchas veces desconocidas incluso para los propios riojanos.