La Rioja

LA MEMORIA SUMERGIDA BAJO LAS AGUAS

El Serranobús inicia mañana su andadura con una ruta por Canales de la Sierra, Villavelayo y Mansilla de la Sierra, que permitirá a los visitantes admirar la arquitectura serrana de esta parte del Alto Najerilla en todo su esplendor. Como lugares con encanto de estos municipios destacan el teatro barroco con corrala de madera que se contruyó en Canales en 1771 o la ermita de Santa Áurea en Villavelayo. Durante este primer itinerario se recalará en el 'Pico la horca', desde el que los viajeros podrán contemplar la ermita de Santa Catalina. Este templo románico del siglo XII sobresale por ser la única edificación de la antigua localidad de Mansilla de la Sierra que se salvó de quedar cubierta por las aguas del pantano. Este recorrido no podía dejar de hacer una parada en la exposición 'Mansilla, la memoria sumergida' situada en el edificio de las Siete Villas del citado municipio. La visita a este espacio posibilitará a los participantes en la ruta hacerse una idea de cómo era el viejo pueblo de Mansilla de la Sierra, aquel que las aguas del embalse que lleva su nombre inundaron a finales de los cincuenta.