La Rioja

¡HAGAMOS UNA SIESTA!

Curiosamente, una de las primeras experiencias que La Cité du Vin propuso a sus visitantes (bajo inscripción y pago) fue un paseo entre las parras de los viñedos cercanos coronado por ¡una siesta! Junto a las cepas. La siesta tenía también su ¡discurso de preparación! Para que fuera lo más provechosa, saludable e inolvidable posible. No es mala idea sestear sobre los muelles abandonados pero mejor será empapar los vinos tomados y los soñados en cualquiera de los bares jóvenes que bordean el gran paseo que lleva a la Esplanade. Bares donde reinan el steak tartare, la cerveza tostada y los pescados de río. Pronto llegaremos a la estación Saint Jean. Porque habremos venido en el TGV desde Hendaya. Y movido en tranvía. Solo hace falta coger la línea B. Y si en bus, la 7, la 32 o la 45. Si venimos desde Euskadi en coche, La Cité queda a 10 minutos de la estación del tren y hay un parking tremendo junto a ella, bajo los silos gigantescos de lo que fue depósito de grano y uvas.