La Rioja

Frikis en el parvulario

Frikis en el parvulario

Hace tiempo que Tim Burton se ha convertido en una marca de fábrica, hasta el punto de que recientemente otro realizador como James Bobin pudo clonar su estilo en una secuela como 'Alicia a través del espejo'. Aún así los más optimistas queremos creer que no todo está perdido para el director californiano. Jamás volverá el creador visceral que nos trajo películas de fantasía magistrales como 'Bitelchús', 'Batman vuelve' o 'Pesadilla antes de navidad' o el que nos regaló un alocado biopic como 'Ed Wood', pero aún puede aspirar a la corrección formal y ciertas dosis de inspiración de cintas como 'Big Fish' o 'Frankenweenie'. Incluso su última película, 'Big Eyes' ,que pecaba de cierto regusto telefílmico, resultaba más que agradable gracias al trabajo de sus actores.

Su nueva propuesta, 'El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares', se enmarca, como casi todo lo que firma hoy en día, dentro del terreno de las adaptaciones, pero presenta atisbos de esperanza que hacen pensar que no será un dislate de la magnitud de 'Alicia' o 'Sombras tenebrosas'. En primer lugar cuenta con un solvente reparto encabezado por Eva Green, una de las pocas intérpretes a las que supo sacar partido en la última película mencionada.

Y en segundo, aunque se base en una novela infantil de Ransom Riggs, esta presenta una premisa que debería funcionar en manos del creador de 'La melancólica muerte del Chico Ostra', ya que si de algo entiende Burton es de niños peculiares. Aunque el encargo se antoje algo impersonal -es la enésima traslación de un libro de fantasía juvenil- la manera de representar en imágenes a sus pequeños extraños protagonistas se antoja cien por cien burtoniana.

El punto de partida recuerda al de la saga X-Men y de hecho el filme cuenta con la guionista de una de 'Primera generación'. Una tragedia familiar lleva a Jacob, un chico de 16 años, a viajar por la costa de Gales donde descubre las ruinas del hogar para niños peculiares, algo así como la Escuela Xavier para jóvenes mutantes.

El zombi Jackson

Debido a un bucle temporal el muchacho se traslada a 1940 donde conocerá a la anfitriona del lugar, Miss Peregrine (Eva Green) y a una serie de muchachos con cualidades muy especiales: una chica puede controlar el fuego, otra es capaz de levitar, una tercera come a través de una boca en su nuca y un cuarto es invisible, por poner algunos ejemplos.

Green describe a su personaje, que puede tomar forma de ave, como «una especie de Mary Poppins oscura». El que sí luce tenebroso es Samuel L. Jackson, que se muestra caracterizado con mirada de zombi y una pelambrera de color blanco que le da la apariencia de haber metido los dedos en un enchufe.