La Rioja

Jugar alejando y acercando la cara del bebé hacia nosotros ayuda a prevenir la mamitis.
Jugar alejando y acercando la cara del bebé hacia nosotros ayuda a prevenir la mamitis.

¡No te vayas mamá!

  • miedos infantiles

  • Un psicocuento analiza esa ansiedad que los niños sufren a la hora de separarse de sus padres y ayuda a combatirla

¡Mamá no te vayas' es el título del psicocuento de la editorial Pirámide que ayuda a los padres a comprender por qué sus hijos sufren de mamitis o papitis, además de ofrecerles consejos y ejercicios prácticos para que el pequeño pueda superar esa ansiedad que algunos sienten ante la idea de separarse de sus padres.

A partir de los seis meses, los pequeños, que antes se mostraban simpáticos y sonrientes con todo el mundo, comienzan a manifestar miedo ante los desconocidos, e incluso ante gente a la que ven con poca frecuencia. Ahora miran con recelo, desvían la mirada y lloran ante las caras nuevas mientras buscan con ansiedad a los padres pidiendo seguridad.

El tiempo transcurre, y llegados los dos años no se atreven a alejarse demasiado de ellos o les llaman cuando no les ven por miedo al abandono, hasta que un día ese malestar y ese miedo que sienten comienza a desaparecer.

Pero hay niños a los que les cuesta superar esa ansiedad que sienten y continúan buscando la compañía de sus padres a todas horas, incluso para dormir.

Para prevenir ese miedo al abandono, los psicólogos de la colección PsicoCuentos aconsejan practicar con los hijos desde que son pequeños juegos de alejarse y acercarse, desaparecer y reaparecer, esconderse y encontrarse, y marchar y regresar. Algunos como el rey de cuco, el 'Aserrín', el pañuelo, donde la madre esconde su cara durante unos minutos antes de reaparecer, o la montaña rusa, donde el padre, acostado boca arriba, coloca al niño sobre sus piernas flexionadas en ángulo recto cogiéndole por las axilas para balancearle suavemente acercándolo y alejándolo hacia su cara, son de lo más efectivos.

Si la prevención no ha servido de nada y el niño definitivamente tiene mamitis-papitis, se pueden seguir los siguientes consejos:

—Para ayudarle a superar el miedo a las personas desconocidas me acerco a esa persona que no conoce despacio y la saludo sonriéndola.

—Para que se acostumbre a quedarse solo con otras personas podemos decirle frases como: “Hijo, quédate con la abuela que yo tengo que salir a comprar galletas” o “quédate jugando con los primos mientras voy a comprar helado para merendar”. Es un modo de que acepte la situación pensando en la recompensa, son lo que los psicólogos llaman «separaciones con premio».

—NO ayuda a superar la mamitis-papitis que nos burlemos de él imitándole cuando llora ni amenazarle con castigos.

—SÍ le ayuda a superar la mamitis-papitis que le acostumbre a estar con otros familiares y que le anime a jugar con otros niños.

Además de estos y otro consejos, '¡Mamá no te vayas!' incluye un cuento especialmente pensado para que los padres se lo lean al pequeño con el objetivo de ayudarle a enfocar sus emociones y vencer sus miedos.