La herencia genética es la principal causa del autismo

La herencia genética es la principal causa del autismo

Un reciente estudio realizado en Estados Unidos confirma que el 83% de los casos de autismos son heredados

ÁLVARO ROMEROMadrid

Los factores genéticos son la causa principal del riesgo de sufrir autismo. Estudios anteriores ya confirmaron este factor pero no llegaron a concretar con exactitud el porcentaje de casos y tampoco a detectar con precisión cuales eran los genes culpables del trastorno. Ahora, tras un reciente estudio realizado por científicos de la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai situada en Nueva York, Estados Unidos, se han podido conocer todos esos datos.

La investigación estimó en un 83% los casos de autismo heredado. Para ello los expertos tomaron la muestra de un estudio sueco realizado hace unos años que contenía más de 2,6 millones de pares de hermanos, de los cuales 37.570 parejas eran gemelos. Un total de 14.516 niños fueron diagnosticados con el Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Resultados relevantes

El equipo de análisis liderado por el científico Sven Sandín empleó un método alternativo para obtener datos relevantes y evaluar la influencia genética. Tras el trabajo realizado se llegó a la conclusión de que casi nueve de cada 10 niños con autismo heredaron la enfermedad a través de la combinación genética. Cifra que superaba con creces la del anterior estudio sobre este trastorno, realizado también en Estados Unidos y que situaba en el 38% los casos de autismo heredado.

La Escuela Icahn observó también que la cantidad de casos detectados en el género masculino superaba cuatro veces al del femenino. De esta manera uno de cada 42 niños sufría la dolencia mientras una de cada 189 se veía afectada. Estableciendo la media de ambos géneros en un caso de cada 68 individuos de la muestra.

Concienciación social

El TEA es una perturbación neurobiológica del desarrollo. Los síntomas se manifiestan durante los tres primeros años de vida y perduraran a lo largo de todo el ciclo vital. Entre los síntomas más importantes destacan las deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social, además de patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, actividades o intereses.

El cerebro humano sigue siendo un gran desconocido para la ciencia, más aún si se tiene en cuenta el papel que juegan los genes en este tipo de dolencias y cómo pueden afectar al comportamiento y las relaciones humanas. Enfermedades complejas y difíciles de tratar cuyos estudios conciencian a la población y van desvelando poco a poco detalles relevantes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos