La unión con Euskadi

ÁNGEL VEGAS

Agradecido por la saludable invitación a debatir de Luis C. Zabalza respecto de la unión de La Rioja al País Vasco y Navarra, o Euskadi, nos comentaba entrecomillando que medio le convencían mis argumentos, así dicho me pareció que ni medio, no obstante esa es la esencia de un constructivo debate la exposición de datos y razonamientos. Citando a Estrabon y Sánchez Albornoz nos contaba que los romanos empujaron a los vascones, vardulos y autrigones al norte de Navarra, es posible que Roma quisiera despejar el terreno de enemigos para sus legiones acuarteladas en Hegoalde, es mi modesta y no contrastada opinión. Dilucidar primero quienes eran llamados vascones; o «los del bosque», y ver como posteriormente son definidos así todos los pueblos de origen euskaldun. Como bien sabe existen diversas fuentes, estudios e investigaciones, no todas ellas rigurosas. A este lado Sur tenemos una extensa y ancestral toponímia vasca de ríos, montes, pagos y pueblos que por desconocimiento, cuando su etimología resulta extraña termina, como no podía ser de otra manera, casada con el castellano; Navarrete, Navarra-ate (puerta de Navarra) que algunos traducen por «navarro vete». Repobladores vascos llegaron a Ávila en el siglo XIII «Crónica de la población de Ávila», topónimos abulenses y repobladores vascones «quando el Conde don Remondo, por mandado del Rey que ganó Toledo ovo de poblar a Avila, en la primera puebla llegaron buenos omes de cinco villas; Bobadilla, Matute, Tobía, Anguiano y Villaverde, e de Zorraquín e de Cambero (Cameros)». Toponimia y repoblación vasca en los valles de Salamanca y Avila descritos literalmente como vascoriojanos, publicado por la Diputación de Salamanca. La historia es el puente que permite conocer nuestro tiempo y lugar, para de la misma forma que lo hicieron nuestros abuelos sobrevivir a este frenético y competitivo tiempo. Tenemos un trozo riojano en Álava, otro en Navarra, todo nos dice que el camino está andado. Un placer Luis, siempre dispuestos al diálogo para darles la bienvenida a los vascos de fin de semana, o con residencia, de paso trabajar para unir nuestras fuerzas dentro de la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra buscando soluciones para que nuestras fábricas no se vayan, se creen puestos de trabajo para nuestros jóvenes y compartir industrias y fiscalidad que buena falta nos hace.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos