Trump rompe el G-7

El débil consenso que habían logrado los miembros del G-7, que se iba a plasmar en un comunicado final donde se acordaba genéricamente reducir aranceles y subsidios así como modernizar la Organización Mundial de Comercio, saltó por los aires cuando Trump, quien ya había abandonado la cumbre rumbo a Singapur, escuchó las críticas de Trudeau en su rueda de prensa. Sobre la marcha, el mandatario americano publicó un tuit en que informaba que había dado órdenes de que Washington no firmara el comunicado conjunto «mientras miramos los aranceles sobre los automóviles que entran en el mercado estadounidense». Trump está dispuesto a pasar a la historia por haber abordado el más serio desequilibrio de su país, el déficit comercial, que supera los 700.000 millones de dólares anuales (el 4,45% del PIB en 2017). Lo grave del caso es que el proteccionismo que propone puede paliar en parte el desajuste pero representará también un grave empobrecimiento global, del que tampoco escaparán los Estados Unidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos