TRATAMIENTO ESPECIAL

MANUEL ALCÁNTARA

Hay traidores que avisan, sin dejar por eso de serlo. Estamos tan prevenidos como asustados, ya que ambas cosas no son incompatibles y la fiscalía belga interroga a España, que es un país de acusados, sobre el trato que reciben nuestros presos. Según Ramón Gómez de la Serna, ven siempre la libertad a la parrilla, ya que la dividen entre rejas, enmarcadas por los barrotes paralelos de las rejas. Su curiosidad es admirable y se habla de la calidad de los implicados, mientras Cristóbal Montoro está dispuesto a bajar el IRPF a los contribuyentes de eso que llamamos 'cierta edad.' Hay que reconocerles los esfuerzos que hicieron por no ahogarse cuando les llegaba el agua al cuello y seguían hablando cuando les llegaba hasta las cejas. ¿Son nuestras cárceles de la mejor calidad? Probablemente sí, ya que muchos de los que entran, vuelven. Ahora Bélgica anuncia que dará a Puigdemont tratamiento de 'prófugo vip', ya que en todo hay clases.

Mientras, Cristóbal Montoro quiere dar un pasito más en las rebajas de impuestos que el Gobierno pactó con Ciudadanos. Eso siempre nos suena bien a los que tenemos los bolsillos tan vacíos que no nos suena nada, excepto cuando tosemos. La reducción, que es absurda, también es reconfortante. Ya nos explicó el gran Saramago, desmintiendo a Aristóteles, que el hombre no es un animal racional, sino un animal crédulo. Nos tragamos todas las mentiras, sobre todo si vienen envueltas en la ciberseguridad, y comprobamos que son una dieta adecuada. Hay que vivir, que son cuatro días, y los cuatro esperando la lluvia, que ha huido dejando a los pantanos sin memoria del agua, viviendo solo de sus recuerdos. Los más viejos de la localidad, entre los que me encuentro, sabemos que la Virgen de la cueva está cada día más sorda. No es que desoiga las plegarias, sino que no las oye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos