YO TAMPOCO VI A CIFUENTES

LUIS JAVIER RUIZ - DAÑOS COLATERALES

Durante cuatro años, de manera más o menos periódica, estuve yendo a la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Eso fue mucho tiempo después de que junto a un puñado de osados que se matricularon en la segunda edición del Máster en Periodismo de Agencia estrenáramos el campus que la universidad pública más joven de la Comunidad de Madrid tiene en Fuenlabrada. Es un espacio de dimensiones espectaculares, con instalaciones brillantes, una biblioteca envidiable, platós de televisión y estudios de radio bien dotados y donde, además de Periodismo y afines, se imparten estudios de Telecomunicaciones y del área Jurídica y Social. Por ponerle un pero, el campo de fútbol (de hierba natural y envidia de muchos equipos de Segunda B) se llama Raúl González Blanco. Pero eso no viene a cuento.

A lo largo de esos cuatro años, tampoco vi a Cristina Cifuentes. Ni en las aulas, ni en la biblioteca, ni en los despachos de los profesores, ni en la cafetería echando un mus... Quizá su máster fue tan virtual como mi grado -uno de los grandes valores de la URJC es su cartera de formación online-; quizá estuvo yendo pero se perdió por el campus; o quizá nunca fue y ha engordado su currículum vaya usted a saber a cambio de qué. Pero todo huele bastante mal, la verdad. De mi paso por la URJC guardo con 'cariño' los rejones que la comunidad que preside endosaba a los alumnos en forma de tasas y precios 'públicos'; los apuntes de todas las asignaturas y, por supuesto, el trabajo fin de grado. Varias versiones: 'final', 'final buena', 'final OK', 'final para imprimir'...

Siempre, como a la UR, le he tenido cariño a la Universidad Rey Juan Carlos. Para bien o para mal, estoy aquí por ellas. Por eso me ofenden las burdas explicaciones dadas por su rector y me indigna que sea una universidad demasiado acostumbrada a polémicas. Sobre todo porque en un momento en el que a la universidad pública no le sobran amigos no le conviene hacerse un harakiri.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos