LOS SÚPER 'VAMPIROS'

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ - EL TRAGALUZ

Las grandes cadenas de distribución se han apuntado a la moda de los súper 'vampiros', esos que abren los 365 días del año en horarios ininterrumpidos desde las siete de la mañana hasta la una de la madrugada. Logroño, por ejemplo, cuenta ya con con cuatro establecimientos de este tipo a los que no muy tarde se sumarán otros más.

Las grandes superficies han cambiado de estrategia: si hace dos décadas levantaron megacentros comerciales fuera del centro de la ciudad, ahora retornan a él dispersándose por los barrios. Regresan al entorno más cercano a los consumidores, ofreciéndoles la posibilidad de hacer sus compras en horarios hiperflexibles y sin necesidad de coger el coche.

Al principio, y durante años, Alcampo fue la única gran superficie comercial al alcance de los riojanos (Prado Viejo). Luego vinieron Eroski (Los Lirios y Calahorra) y Carrefour (Viana). Entre todos cambiaron la faz del comercio riojano (se comieron el 41,6% de cuota de mercado de los pequeños establecimientos) y los hábitos de consumo de los riojanos (sobre todo de los más jóvenes), de forma que las compras dejaron de ser diarias para convertirse en semanales, quincenales o mensuales.

Ahora, y con su nuevo modelo de negocio, las grandes cadenas vuelven a agitar el panorama comercial, lo que tendrá un impacto directo sobre las pequeñas tiendas de alimentación. Muchas de las cuales, a costa de sacrificar horas de descanso, decidieron abrir todas las jornadas, incluidos domingos y festivos, porque a no pocos se nos olvida apuntar en la lista de la compra, por ejemplo, un bote de mayonesa. Que a ver dónde lo encuentro, todo cerrado, y yo sin poder terminar la ensaladilla rusa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos