Subida salarial

El sindicato UGT ha urgido a iniciar la negociación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) para 2018 y ya he hecho saber que defenderá una subida salarial media en el entorno del 3 %, con cláusulas de garantía y con sueldos mínimos garantizados en los convenios colectivos de al menos 1.000 euros. El sindicato defenderá «un aumento generalizado del poder adquisitivo de los salarios», pero «atendiendo siempre a la situación concreta de cada empresa o sector». Es de imaginar que CCOO no tardará en adherirse a esta postura. Es preocupante que la recuperación económica no se haya trasladado a los salarios y que la participación relativa de las rentas salariales siga perdiendo peso en el PIB. Esta situación ha generado una comprensible presión política -la propia ministra Báñez se ha posicionado- en favor de un incremento de las retribuciones de los trabajadores. Sin embargo, no sería razonable ignorar que la subida de los salarios solo tiene sentido si va acompañada de incrementos de productividad, especialmente a través de la formación y de I+D. De otro modo, el aumento sólo provocaría pérdida de competitividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos